Salvini se fue de fiesta la noche posterior al derrumbe del puente de Génova

Salvini se fue de fiesta la noche posterior al derrumbe del puente de Génova

«Las imágenes de Salvini de fiesta en horas dramáticas para Génova son una bofetada al dolor de nuestro país», critica la oposición

DARÍO MENORRoma

Se agrava la polémica en torno al desastre del puente Morandi de Génova, que se vino abajo el pasado martes dejando 38 muertos, 16 heridos (9 de ellos graves) y a más de 600 personas sin vivienda. Mientras siguen las tareas de rescate para intentar encontrar a los entre 10 y 20 desaparecidos, aunque hay pocas esperanzas de encontrarlos con vida, ha provocado indignación en Italia la publicación de varias fotos en las que se ve al ministro del Interior, Matteo Salvini, disfrutando de una fiesta en la noche posterior al incidente.

En lugar de dirigirse a Génova, el líder de la Liga y viceprimer ministro mantuvo el martes los actos de su partido previstos en Sicilia y acabó la jornada disfrutando de una cena al aire libre rodeado de simpatizantes, que le obsequiaron con una tarta de nata decorada con una foto suya y el mensaje: 'Vence el equipo'. En las fotos, publicadas en las redes sociales por los militantes de la Liga en Sicilia, se ve a Salvini relajado, en mangas de camisa y disfrutando del momento.

La aparición de estas imágenes ha suscitado un aluvión de críticas a Salvini por comportarse como si se tratara de una noche cualquiera, olvidándose que a esa misma hora un millar de miembros de los equipos de rescate excavaban entre los escombros del puente Morandi en busca de supervivientes.

La oposición al Gobierno ha encontrado un filón en la inapropiada cena del líder de la Liga. «Las imágenes de Salvini de fiesta en horas dramáticas para Génova son una bofetada al dolor de nuestro país», comentó Matteo Orfini, presidente del Partido Democrático (PD), para el que el comportamiento del ministro del Interior va contra el principio constitucional que pide a las autoridades cumplir su deber «con disciplina y honor».

El diputado siciliano del PD Michele Anzaldi, consideró por su parte que, «en un país normal», el ministro del Interior no hubiera dedicado las «horas cruciales» posteriores a un desastre de la magnitud del acaecido en Génova para «divertirse con sus compañeros de partido».

Temas

Genova
 

Fotos

Vídeos