Audi Q5, el líder mantiene su posición

Audi Q5, el líder mantiene su posición

La segunda generación del Audi Q5 es ahora más deportiva, versátil, conectada y con menores consumos

MANU CORTÉS

El nuevo Audi Q5 eleva de nuevo el listón del segmento de los SUV del segmento prémium. Entre las novedades más destacables se encuentra el sistema de tracción Quattro con tecnología Ultra, nuevos motores altamente eficientes, la suspensión neumática con regulación de la altura y dureza, y una amplia gama de sistemas de asistencia a la conducción y de información y entretenimiento.

La segunda generación del Q5 de Audi ofrece ahora una apariencia aún más deportiva, cuyos signos más distintivos son la parrilla delantera con un sólido marco dominando su aerodinámico frontal casi idéntico al del hermano mayor Audi Q7. Los precios comienzan desde 40.550 euros para el Q5 con motor turbodiésel dos litros TDI de 150 caballos, con tracción delantera; el más caro de la gama inicial es el dos litros TFSI gasolina de 252 caballos de potencia, con cambio automático de siete velocidades y tracción Quattro, por 55.850 euros.

Crece en tamaño

Comparado con el modelo de la generación anterior, el nuevo Audi Q5 crece en todas sus dimensiones, para alcanzar los 4,66 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,66 metros de altura; la distancia entre ejes es de 2,82 metros. El peso en vacío se ha reducido dependiendo de la versión hasta en 90 kilos. Para la carrocería se utiliza una combinación de aluminio y aceros de alta resistencia.

El nuevo Audi Q5 también marca la referencia en su categoría en cuanto a aerodinámica, con un coeficiente Cd de tan solo 0.30. El nivel de ruido aerodinámico resulta excepcionalmente bajo y el confort debido al aislamiento de las vibraciones es muy elevado.

En el interior, el nuevo sistema de climatización de alta eficiencia está disponible en dos versiones. El volante multifunción de tres radios es de serie; opcionalmente se ofrecen funciones como el volante calefactado y los asientos pueden incluir función neumática de masaje. Cuando anochece, la luz ambiental interior crea una atractiva atmósfera hasta en 30 colores diferentes.

Los asientos traseros en el nuevo Audi están divididos en tres partes. Opcionalmente pueden contar con reglaje longitudinal de la banqueta y reglaje en inclinación. Dependiendo de la posición del asiento trasero, el volumen del maletero varía entre los 550 y los 610 litros, lo que supone un modesto incremento de diez litros respecto al modelo anterior.

El nuevo Audi Q5 también marca la pauta en su segmento con una amplia gama de opciones de alta tecnología. El asistente predictivo de eficiencia, ayuda al conductor a ahorrar combustible utilizando información específica del entorno del vehículo. El control de crucero adaptativo incluye el asistente de conducción en atascos, que puede asumir el trabajo de la dirección en situaciones de tráfico congestionado. Con el sistema active lane assist es más fácil mantenerse en el carril, mientras que el aviso de distancia alerta al conductor cuando el espacio con el vehículo que circula delante desciende de lo que se puede considerar seguro.

2.0 TDI

ficha técnica audi q5

Combustible: Gasóleo

Cilindros: Cuatro

Cilindrada: 1.968 cm3

Potencia: 150 CV

Tracción: Delantera

Velocidad: 206 km/h.

0 a 100: 9,7 segundos

Consumo: 4,5 litros

Largo: 4,66 m.

Ancho: 1,89 m.

Alto: 1,65 m.

Capacidad maletero: 550 litros

Precio: Desde 40.550 euros

El asistente de tráfico cruzado, la alerta de salida de aparcamiento y los asistentes anticolisión y de giro son otras nuevas características aplicadas en la búsqueda de la máxima seguridad. Lo mismo se puede aplicar a los sistemas de ayuda a la conducción como el pre sense city, un equipamiento de serie que advierte de la presencia de peatones y de vehículos, y puede iniciar una frenada automática de emergencia dentro de los límites del sistema.

El nuevo Audi Q5 está disponible inicialmente con cinco motores: cuatro turbodiésel TDI y un gasolina TFSI. El 2.0 litros TDI, con tres variantes de potencia de 150 CV, 163 CV y 190 CV, resulta altamente eficiente, con un consumo medio mínimo para la versión TDI de 150 caballos de apenas 4,5 litros de gasóleo.

El turbodiésel 3.0 litros TDI, que también ha sido profundamente optimizado, incrementa su potencia hasta los 286 CV, ofreciendo unas prestaciones sobresalientes (aceleraciones y recuperaciones, especialmente) desde muy bajos regímenes de giro. El gasolina 2.0 litros TFSI rinde 252 CV y consume 6,8 litros de combustible cada 100 km., gracias a su enorme par motor de 620 Newton metro.

La nueva tracción total Quattro con tecnología Ultra forma parte del equipamiento de serie en las versiones 2.0 TDI de 163 y 190 CV, así como para el 2.0 litros TFSI con 185 caballos de potencia. Este sistema de tracción a las cuatro ruedas funciona de forma predictiva y desconecta el eje trasero cuando no es necesaria la tracción integral, volviendo a conectarlo de forma proactiva cuando se necesita. El nuevo concepto aumenta la eficiencia sin reducir la tracción ni perjudicar la dinámica de conducción.

El nuevo Audi Q5 hace gala de un comportamiento dinámico que combina diferentes fortalezas: resulta deportivo, a la vez que muy confortable. La base para ello se encuentra en la suspensión de nuevo desarrollo con cinco brazos y en el nuevo sistema de dirección asistida electromecánica. La dirección dinámica está disponible como opción; varía su desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante.

Dos tipos de suspensión

La marca ofrece dos tipos de suspensión. El chasis con amortiguación controlada electrónicamente, ofrece un amplio rango de posibilidades entre el confort y el dinamismo. Además del control del tarado de los amortiguadores, el nuevo sistema de suspensión neumática puede utilizarse para variar la altura de la carrocería en cinco etapas. En el Audi Q5 3.0 TDI, estos dos sistemas y el diferencial trasero deportivo se integran en una nueva unidad central de control del chasis. El conductor puede seleccionar hasta siete modos diferentes de conducción. Dos nuevos modos, acentúan la capacidad del Audi Q5 para circular fuera del asfalto.

Una virguería tecnológica del nuevo Q5, son los nuevos Matrix LED con intermitentes dinámicos (opcionales), con sensor de luz y lluvia y otras funciones especiales para girar, para autopista y para climatología adversa. La potente geometría lumínica que generan sus faros hace que el frontal del coche sea muy deportivo y reconocible a primera vista.

El haz de luz del sistema Matrix LED es muy brillante y homogéneo, irradiando la luz desde tres reflectores e iluminando la carretera de forma óptima sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía. La luz de curva funciona cambiando la orientación de los faros, y la función de iluminación en intersecciones, con datos aportados por el sistema de navegación, ayuda a detectar peligros u obstáculos en cruces y zonas de giro.

Entre la pléyade de elementos de conectividad del nuevo Audi Q5, hay que destacar la pantalla MMI en la consola central que funciona como elemento de control principal. En lo más alto de la oferta se encuentra el MMI Navegación plus con MMI Touch, que incluye ua pantalla de 21,1 cm (8,3 pulgadas) y un touchpad integrado en el mando pulsador giratorio. Reconoce entradas escritas a mano, así como gestos que resultan familiares para los usuarios de electrónica de consumo, como por ejemplo hacer zoom.

El sistema MMI Navegación plus utiliza el módulo Audi Connect para integrar la conexión de alta velocidad 4G y un punto de acceso wifi que permite a los pasajeros conectarse y navegar hasta con ocho dispositivos móviles. El Audi phone box conecta los smartphones a la antena del vehículo para mejorar la calidad de recepción y también recarga los dispositivos móviles de forma inalámbrica.

 

Fotos

Vídeos