Ford Focus RS, mejor equipado

Ford Focus RS, mejor equipado

Se ofrece un paquete opcional con un diferencial autoblocante mecánico y nuevos acabados y asientos Recaro con tapicería en dos colores

Desarrollado por la división deportiva de la marca, Ford Performance, la marca ofrece un nuevo paquete opcional para el Focus RS, la versión más deportiva de la gama, que agrupa un diferencial autoblocante y acabados renovados como el color de chasis Azul Nitrosos con detalles en negro, y asientos Recaro bitono.

El diferencial autoblocante es un elemento de la transmisión diseñado para sacar el máximo partido de las prestaciones del potente motor EcoBoost de 350 caballos. El dispositivo, mecánico, mejora la tracción al limitar el par del motor enviado a una rueda que patina en exceso y redistribuye la entrega de potencia a la rueda con más tracción para contrarrestar el giro de la rueda que disminuye la aceleración.

Este diferencial autoblocante, de la firma Quaife, se combina con los distintos sistemas del Focus RS como la tracción total, el par dinámico vectorial y el control de par vectorial. La transmisión a las cuatro ruedas varía la distribución entre el eje delantero y trasero para ajustarse a la situación de conducción de cada momento, con un máximo del 70 % del par en el eje posterior.

En cuanto al par dinámico vectorial, es un sistema sobre el eje trasero que permite enviar todo el par disponible a cualquier rueda posterior y con la facilidad de cambiar de un lado al otro en tan solo 0,06 segundos. Además, para una regulación aún más eficaz en la entrega de potencia, el control de par vectorial aplica de manera automática pequeños impulsos de fuerza de freno para limitar el giro de la rueda en el eje delantero.

Lo que se consigue con el diferencial autoblocante es un paso de curva más rápido, que se va a apreciar principalmente en un circuito, porque resulta más fácil acelerar en una curva y aprovechar al máximo la potencia a la salida del viraje. Esta nueva configuración también ofrece una mayor estabilidad y ayudará a los conductores a preparar el coche para derrapes en modo Deriva, una filosofía de Ford de conducción divertida a un nuevo nivel para un coche de conducción diaria.

Esa posición de Deriva permite derrapajes controlados en circuito, mientras que el control de arranque, consigue una aceleración sin pérdidas de tracción con un tiempo de cero a cien en solo 4,7 segundos.

Con este paquete, el Focus RS incorpora detalles para el exterior en su característico Azul Nitroso como el techo, los retrovisores y el spoiler trasero en negro mate, con logos RS azules en los laterales del apéndice aerodinámico. El coche equipa de serie llantas de aleación negras de 19 pulgadas más solidas y resistentes a impactos y pinzas monobloque de cuatro pistones Brembo con acabado en azul con logo Brembo.

La gama Ford Perfomance en Europa comprende el nuevo Fiesta ST, el Focus ST, el Focus RS y el superdeportivo Ford GT.

 

Fotos

Vídeos