Nissan Micra, revolución se escribe con B

Nissan Micra, revolución se escribe con B

La quinta generación del modelo cambia por completo, con un diseño muy diferente y se postula como clara opción de compra en el segmento B

REDACCIÓN

El nuevo Micra, la primera gran novedad del año de Nissan se acaba de dar a conocer. El modelo, que no tiene nada que ver con el anterior, se comercializa con dos motores de gasolina y un diésel a partir de 11.250 euros. El objetivo de la marca es que figure entre los coches más vendidos del segmento B, uno de los más competitivos del mercado.

Gracias a la Alianza Renault-Nissan, el nuevo Micra se fabrica ahora en las instalaciones de la marca del rombo a las afueras de París, en la misma planta donde se produce el Clio y el Zoe. Se trata del primer turismo Nissan que se hace en una planta del grupo, lo que supone la vuelta de la producción del Micra a Europa y el aprovechamiento de sinergias empresariales.

Con más de 30 años de historia, esta quinta generación del nuevo Nissan significa un corte total con los modelos anteriores. El coche ha sido concebido, diseñado y fabricado en el continente europeo y es más largo, más ancho y más bajo que todos los precedentes. Además, puede incorporar sistemas de asistencia como la alerta de cambio de carril involuntario o la cámara de visión 360º ya conocida en el Qashqai y Juke.

El diseño del nuevo Micra es una de las virtudes del coche. Más actualizado y llamativo que el anterior, visto por delante no hay duda de que se trata de un Nissan por los códigos de estilo de la marca en el frontal con esa parrilla característica. Es detrás donde el nuevo Nissan sorprende más y recuerda a algún modelo de Renault sobre todo por la forma de los pilotos.

El capó es más corto y los faros son estrechos pero alargados con luces de led de día; es opcional la iluminación full led. En cuanto al lateral, destaca la línea del techo que se inclina ligeramente en las plazas traseras. Contrasta con la marcada línea de estilo que empieza en la parte superior de los pilotos posteriores y recorre en descenso hacia el centro de la puerta delantera. Las manetas de las puertas traseras se integran en la carrocería.

Con una imagen compacta en la parte posterior, los pilotos tienen forma de boomerang y el parachoques lleva un acabado negro carbón de serie que oculta el tubo de escape. En la parte superior del portón un discreto alerón, también de serie, mejora el rendimiento aerodinámico. A partir del equipamiento Acenta es posible personalizar el exterior con embellecedores de retrovisores y parachoques, molduras laterales, vinilos y llantas de aleación de mayor tamaño.

Mejor calidad

El interior del nuevo Micra dispone de un salpicadero con forma de T e instrumentos y controles agrupados para una mayor comodidad y seguridad. Para el equipo de desarrollo, los niveles de refinamiento y la más alta calidad percibida fueron una de las prioridades en el proceso inicial. Se refleja con el uso de materiales en dos tonos suaves al tacto y otros detalles como el volante multifunción plano en la parte inferior y el acabado cromado de las manetas de las puertas y las salidas de ventilación.

La mayor anchura del coche aporta más espacio a los pasajeros de atrás que disfrutan de mayor sitio para los hombros y las rodillas. La capacidad del maletero es de 300 litros, cifra que se amplía hasta 1.004 litros cuando se abaten los asientos traseros. Hay otros pequeños huecos repartidos por el habitáculo para alojar botellas, posavasos y se ofrece un sitio especial para el teléfono con iluminación ambiental, así como puerto USB y tomas de 12 V.

La gama de motores inicial que equipa el nuevo Nissan Micra es de tres, dos de gasolina y uno diésel. Los primeros son muy compactos, de tres cilindros, con una cilindrada de 0.9 y un litro; desarrollan una potencia de 73 y 90 caballos. El diésel es un cuatro cilindros de 1.5 litros y una potencia de 90 CV. Se anuncia un consumo de solo 3,2 litros que corresponde a unas emisiones de 85 gramos por kilómetro. Más adelante se ofrecerán nuevos motores y la opción de caja de cambios automática.

La composición de la gama comprende cinco niveles de equipamiento: Visia, Visia+, Acenta, N-Connecta y Tekna. La marca dispone de distintas formas de personalización interior, a partir del Acenta, que modifica materiales y colores en los soportes laterales del respaldo del asiento, el reposabrazos de la puerta, el soporte acolchado para la rodilla y el panel de instrumentos. En cuanto a las opciones, son el pack navegación, y los denominados packs Tech y 360; también requiere incremento de precio la rueda de repuesto y la tapicería en piel con asientos delanteros calefactados.

El sistema de información y entretenimiento, NissanConnect, es de serie en el Tekna y N-Connecta. Lleva una pantalla táctil de siete pulgadas, sistema de navegación 3D y aplicaciones similares a las de un smartphone. Además, la pantalla Nissan Drive Assist es un ordenador de viaje con una pantalla TFT de cinco pulgadas para proporcionar al conductor información sobre el coche y el recorrido.

Los sistemas de asistencia al conductor son la alerta de cambio de carril, anticolisión frontal, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de luces en carretera, cámara de visión 360º y control de ángulo muerto. El coche trae seis airbags, dispositivo Isofix, limitador de velocidad, faros de activación automática y un sistema de control de la presión de los neumáticos.

Para los amantes del buen sonido, la marca ha desarrollado un equipo en colaboración con Bose. Cuenta con dos altavoces integrados en el reposacabezas del asiento del conductor, y otros cuatro repartidos por el habitáculo. Utiliza un potente amplificador digital, oculto debajo del asiento del conductor, que evita la necesidad de un altavoz de bajos. Este equipo es de serie en el Tekna.

Las primeras unidades del nuevo Nissan Micra llegan a los concesionarios a partir de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos