Renault Megane R.S. Trophy

Fabricado en la factoría de Palencia, ofrece aún más rendimiento con 300 CV de potencia

Dirigido a los amantes de la conducción deportiva, Renault continúa la tradición de las versiones Trophy que se comercializan desde la primera generación del Megane R.S. de 2005. La más reciente estrena un motor 1.800 turbo, potenciado a 300 CV, tanto con una caja de cambios manual o automática EDC de tipo doble embrague.

La división deportiva de la marca, Renault Sport, es la responsable de las últimas innovaciones mecánicas, como el sistema de cuatro ruedas directrices (4Control) y los amortiguadores dotados de topes hidráulicos de compresión. El chasis equipa de serie unas suspensiones más firmes, un diferencial mecánico Torsen, frenos de disco delanteros de aluminio y fundición, llantas de 19 pulgadas y neumáticos Bridgestone.

El motor 1.8 de inyección directa, nacido de las sinergias de la Alianza Renault-Nissan, evoluciona para alcanzar, por primera vez en la gama R.S., la barrera de los 300 CV. El par también aumenta y pasa a 420 Nm (+20 Nm) con la caja EDC y 400 Nm con el cambio manual. Este mayor rendimiento cumple con la nueva norma anticontaminación Euro6d-Temp que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre.

Los ingenieros han mejorado la eficacia del turbocompresor y gracias a una turbina que gira a cerca de 200.000 r.p.m. montada en un rodamiento de bolas de cerámica, reduce el tiempo de respuesta del turbo. El Trophy puede montar la caja de cambios manual de seis velocidades o la conocida como EDC con accionamiento manual mediante palancas en el volante.

La nueva línea de escape recibe una válvula mecánica que permite actuar en la sonoridad. En función del modo Multi-Sense seleccionado, cuando la válvula está cerrada, los gases de escape recorren un camino ideado para filtrar las bajas frecuencias con un ruido deportivo pero confortable para el uso diario. En el momento que la válvula se abre, los gases recorren un camino más directo y entonces se desarrolla todo el potencial deportivo, tanto en rendimiento como en sonoridad.

En cuanto a la tecnología 4Control, este dispositivo de cuatro ruedas directrices mejora el comportamiento en los virajes cerrados y la estabilidad en curvas rápidas. A baja velocidad, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras, mientras que a ritmos elevados lo hacen en el mismo sentido. En combinación con un diferencial con deslizamiento limitado, mejora la trayectoria y además la motricidad al salir de las curvas.

La suspensión se refuerza con unos amortiguadores y muelles más firmes y unas barras estabilizadoras más rígidas. Los discos delanteros ofrecen una mejor disipación del calor en uso intensivo, y junto a las pinzas Brembo pintadas en rojo optimizan la eficacia. Para el año que viene equipará unas llantas aligeradas con neumáticos Bridgestone Potenza S007 que proporcionan una adherencia en curva aún mayor, menor desgaste en conducción deportiva y una dirección más directa.

Otros elementos distintivos del Megane R.S. Trophy son el característico color Amarillo Sirius, los adhesivos ubicados en la lama F1 y en opción los nuevos asientos Recaro con tapicería Alcántara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos