Opel Ampera-e, la alternativa eléctrica

Opel Ampera-e, la alternativa eléctrica

La marca anuncia una autonomía óptima de 520 kilómetros que se reduce a algo más de 380 kilómetros en condiciones normales de utilización

Opel anuncia la próxima comercialización del nuevo Ampera-e en Alemania, un modelo eléctrico cuyo precio partirá de 39.950 euros. La marca ya vende el coche en algunos mercados que disponen de algún tipo de infraestructura para este tipo de vehículos, como es el caso de Noruega, que es el más importante en cuanto a número de ventas. Este año le seguirán Alemania, Holanda y Suiza.

La autonomía del Ampera-e es de hasta 520 kilómetros, según el nuevo Ciclo Europeo de Conducción (NEDC). Se trata de un método que se calcula sobre condiciones óptimas de circulación o estado del tiempo. Consciente de ello, la marca también calcula la autonomía con otros factores como el estado de la carretera, las condiciones meteorológicas, el estilo de conducción o la carga adicional.

Autonomía de más de 380 kilómetros

Son similares al perfil de velocidades definido en el ciclo de conducción WLTP (procedimiento de prueba abreviado). En el WLTP, los resultados se acercan más al comportamiento real de conducción. En ese caso, los ingenieros estiman que la autonomía del Ampera-e en ciclo WLTP combinado es superior a los 380 kilómetros. En el uso diario, la autonomía variará y dependerá de los hábitos de conducción y otros factores externos. Por tanto, esos casi 390 kilómetros empieza a ser una cifra interesante.

Opel maneja estudios y encuestas en los que se demuestra que casi el 90 % de los conductores que se mueven cada día entre el hogar y el trabajo, pueden hacerlo con un automóvil eléctrico y recargarlo al llegar a casa para cargar la batería. Pero es que además el Ampera-e no es un vehículo lento. El motor eléctrico desarrolla una potencia de 204 CV y un par máximo de 360 Nm, responsable de unas prestaciones que en determinadas circunstancias supera a un turismo con motor térmico con una facilidad pasmosa.

Este modelo compacto acelera de 0 a 50 km/h en solo 3,2 segundos, y lo que es más llamativo es la recuperación de 80 a 120 km/h, dato que simula el adelantamiento a un vehículo lento; lo realiza en 4,5 segundos, tiempo muchísimo más rápido comparado con otros turismos de gasolina y tamaño similar. La velocidad máxima se limita a 150 km/h con el fin de favorecer la autonomía.

El Ampera-e permite circular de forma relajada y basta que el conductor levante un poco el pedal del acelerador para que se recarguen las baterías. El coche se recupera de forma automática en retenciones y recobra energía del motor eléctrico, que funciona como un generador. El efecto de freno motor se incrementa cuando el conductor selecciona la posición Low, lo que aumenta la recuperación de energía. Además, en la posición Regen on Demand se obtiene la máxima recuperación de energía; el par de retención es tan alto en los modos Low y Regen on Demand que no hace falta pisar el pedal del freno para detener completamente el vehículo en tráfico normal.

Las simulaciones iniciales con el vehículo muestran que el conductor puede incrementar la autonomía incluso hasta un 5 % al hacer uso de la conducción con solo el pedal de acelerador, para obtener la máxima recuperación en tráfico urbano, comparado con la conducción en modo Drive.

Por dentro, el Ampera-e destaca por un interior más espacioso que el del Astra de mayor tamaño. Con el paquete de la batería montado debajo del suelo, los asientos quedan en posiciones más altas. La carrocería, con 4,16 metros de largo, ofrece espacio para hasta cinco ocupantes y el volumen del maletero admite 381 litros. Este generoso espacio se ha logrado gracias a la estratégica colocación de los diez módulos de baterías. La batería, que consta en 288 células de iones de litio con una capacidad de 60 kWh, ha sido desarrollada en colaboración con la empresa LG Chem.

Gracias a que más del 81 % de la estructura del chasis está formada por aceros de alta resistencia para reducir el peso y conseguir mayor seguridad para los pasajeros, los ingenieros optaron por el aluminio para cerramientos como el capó, las puertas y el portón trasero, lo que supuso un 6 % adicional de rebaja en el peso en comparación con el uso de acero convencional.

El coche puede equipar el asistente personal de servicio y conectividad Opel OnStar, que se combina con un sistema multimedia exclusivo IntelliLink-e compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Así, los usuarios pueden realizar llamadas, navegar hasta un destino, intercambiar mensajes y escuchar música por Spotify mediante el control con pantalla táctil o el reconocimiento de voz. El Ampera-e también incorpora un nuevo sistema de sonido Bose con siete altavoces de alto rendimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos