Opel Insignia Country Tourer, todocamino prémium

Opel Insignia Country Tourer, todocamino prémium

Deportivo familiar de la gama, de aspecto robusto, tracción integral con reparto vectorial del par y mayor altura al suelo

Dentro de la gama Insignia, la versión familiar conocida como Sports Tourer, presentada en el pasado Salón de Ginebra, se reforzará con un modelo más aventurero, con tracción a las cuatro ruedas y aspecto de todocamino. Se trata del Insignia Country Tourer, un familiar prémium pero con todo lo necesario para afrontar y superar los malos caminos y las carreteras más deslizantes como si fuera un todoterreno. Se pone a la venta a mediados de verano aunque llegará no llegará a los concesionarios hasta octubre.

El nuevo Insignia Country Tourer dispone, al igual que su hermano, de la nueva arquitectura más ligera lo que se traduce en un mayor rendimiento y agilidad en carretera. También incorpora una amplia gama de tecnologías innovadoras, y además ofrece un diseño aventurero, con detalles como el protector integral negro y los protectores de cárteres delantero y trasero plateados. El vehículo se puede aún más personalizar gracias al concepto Opel Exclusive, con una gama ilimitada de colores.

En la gama de motores se incluye un nuevo propulsor que va a representar el tope de gama diésel. Además, estrena la nueva transmisión automática de ocho velocidades y la innovadora tecnología de tracción a las cuatro ruedas. Con 20 milímetros adicionales de distancia al suelo, la tracción total con reparto vectorial de par y la nueva suspensión trasera de cinco brazos, olvidar las carreteras asfaltadas y afrontar nuevos caminos es tarea sencilla.

El sistema de transmisión, en lugar de un diferencial trasero tradicional que transmite cantidades iguales de par a las ruedas traseras, cuenta con dos embragues multidisco controlados eléctricamente que permiten una entrega de potencia más individual a cada rueda, independientemente del estado de la carretera. Otra ventaja es que para contrarrestar la tendencia a seguir recto en las curvas cerradas tomadas a alta velocidad (subviraje), el sistema envía más par motor a la rueda trasera exterior, según la posición del acelerador y del movimiento del volante.

Chasis FlexRide

De esta forma, el Insignia gira con mayor precisión, tiene un comportamiento más neutro y hace que el coche sea más estable y fácil de conducir en cualquier situación. El más desarrollado chasis FlexRide adapta distintos parámetros para ajustar los gustos de conducción. Tanto la amortiguación, dirección, la respuesta del acelerador y el régimen de cambio en las versiones automáticas, se modifica al seleccionar un mando en las distintas posiciones de Normal, Sport o Tour. El nuevo software de control es la parte vital del chasis adaptativo.

Por fuera, el Insignia Country Tourer se reconoce por una parrilla más prominente y los faros son más delgados. El protector de cárter, el revestimiento protector negro moldeado en la parte baja, en los pasos de ruedas y a lo largo del lateral inferior de la carrocería acentúan el aspecto robusto. La parte posterior trasera también lleva un protector de cárter plateado y las dos salidas de escape refuerzan la imagen de ser más bajo y ancho.

Aparte de prémium, el nuevo Opel es un coche práctico y cuenta con numerosos detalles propios de un vehículo familiar aventurero. Para facilitar la carga, el portón trasero se puede abrir con un pequeño gesto con el pie bajo el parachoques trasero. Con el fin de aumentar el espacio de carga hasta los 1.665 litros 130 litros más que en la versión anterior, los asientos traseros son plegables 40/20/40, que permiten configuraciones aún más flexibles.

El asiento trasero se abate al pulsar un botón situado en el maletero. Los raíles del techo, que son de serie, permiten transportar cargas de hasta 100 kilos. Al aumentar la distancia entre ejes en 92 milímetros, el interior es mucho más amplio lo que beneficia a los pasajeros de los asientos traseros que tienen principalmente mayor hueco para las piernas. Como es habitual en la marca, los asientos delanteros han sido certificados por el organismo alemán AGR que promociona la campaña para las espaldas más saludables.

El Country Tourer incorpora numerosas tecnologías y sistemas de asistencia para mejorar la seguridad y el confort. Es el caso de la segunda generación del eficaz sistema de iluminación matricial IntelliLux led, ahora con 16 segmentos integrados en cada uno de los faros delanteros, función de iluminación activa en curvas y un foco de led con un alcance de hasta 400 metros. Otros sistemas son el control de crucero adaptivo con frenada automática de emergencia, el asistente de mantenimiento de carril y la alerta de tráfico transversal trasero.

Conectividad

Con relación a los sistemas, son compatibles con Apple CarPlay y Android Auto y se puede cargar el smartphone de forma inalámbrica. El asistente personal Opel OnStar dispone de una amplia cartera de servicios que van desde la respuesta automática en caso de colisión a la asistencia en caso de robo del vehículo. También es posible reservar en hoteles y la búsqueda de aparcamiento.

La marca pretende lanzar el concepto Opel Exclusive con el Insignia Country Tourer. Además de los colores habituales, se podrá elegir entre 15 tonos adicionales solo para los clientes de Exclusive. Los expertos de Opel Exclusive incluso van a reproducir cualquier tono de pintura deseado si se les proporciona una muestra o una imagen. Otros detalles de equipamiento son los asientos traseros exteriores con calefacción, el parabrisas térmico, la cámara de visión 360º, volante con calefacción y la pequeña pantalla de información HUD (Head-Up Display).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos