Seat Ibiza, escalón superior

Seat Ibiza, escalón superior

La quinta generación del popular modelo incorpora una nueva plataforma, un diseño más joven y unos precios competitivos

REDACCIÓN

Después de cuatro generaciones y más de 5,4 millones de unidades vendidas, el nuevo Seat Ibiza ya está listo para su comercialización. Es el primer modelo del grupo Volkswagen que estrena la nueva plataforma, una estructura que proporciona mayor confort y espacio interior, además de seguridad y dinamismo. Con un diseño más actual y deportivo y repleto de tecnología, los precios arrancan desde 12.400 euros. En junio se entregarán las primeras unidades.

El coche, desarrollado en Barcelona, representa la tercera novedad en la reciente ofensiva de producto por la marca, tras el primer SUV, el Ateca, y el nuevo León. Para la segunda mitad del año, la gama de modelos crecerá con el crossover compacto Arona y un nuevo SUV de mayor tamaño que el Ateca con capacidad para cinco y siete plazas llegará a los concesionarios el año que viene.

Nueva plataforma

La nueva plataforma de la quinta generación del Ibiza permite una mayor flexibilidad de fabricación al poder ser montada en diferentes tipos de carrocería dentro de este segmento con varias configuraciones de distancia entre ejes dentro de la misma estructura base. Es más ligera pero a la vez más rígida, lo que mejora el rendimiento y reduce el consumo. En cuanto a dimensiones, es mucho más habitable porque crece 87 milímetros de ancho hasta una cifra total de 1,78 metros y 95 mm de batalla que se traduce en una cifra de 2,564 m.

Con una anchura de vías mayor, el resultado es un coche mucho más espacioso en el interior y más compacto en el exterior. El conductor dispone de 55 mm más de anchura y 16 para el copiloto, mientras que el espacio en las plazas posteriores se ha incrementado en 35 mm para las piernas, y crece en 17 mm para la cabeza. La anchura disponible en las plazas traseras es ahora 42 mm mayor, lo que en definitiva significa unas cotas casi propias de un segmento superior.

El maletero también gana 63 litros, con una capacidad total que alcanza los 355 litros y un plano de carga también rebajado, para que las operaciones de carga y descarga de bultos pesados resulten menos costosas.

El nuevo Ibiza se caracteriza por un diseño más actual y joven e incorpora los últimos códigos de estilo del diseño de Seat, con unas marcadas líneas en cierto modo similares a las que lleva la carrocería del nuevo León, combinadas con superficies suaves. Los faros Full led triangulares y los gráficos de las luces de día forman una imagen visual bien distintiva. El logotipo de la marca en la parrilla se realza por las dos líneas de carácter del capó y un ligero hueco en el marco cromado.

La parte trasera es típica del Ibiza. Los pilotos son envolventes, con líneas en el portón y el paragolpes que aumentan la sensación de anchura. El acabado FR incluye detalles que resaltan la deportividad como los escapes a ambos lados del difusor trasero. El Xcellence cuenta con detalles cromados que enfatizan su refinamiento y sofisticación. La oferta en llantas es numerosa con tamaños de hasta 18 pulgadas.

El interior también cambia, con proporciones más horizontales para lograr una mejor ergonomía y confort, como la consola más elevada, y nuevos materiales que optimizan la percepción de calidad.

Como es habitual en el ADN de Seat, todos los mandos e instrumentos quedan orientados al conductor y situados para no apartar la vista de la carretera más que el tiempo necesario. Incluso la palanca de cambios va situada ubicada ahora más elevada para un manejo más sencillo.

En la gama de motores, primero se ofrecen los de gasolina. La primera opción es el tres cilindros de solo un litro de cilindrada y 75 CV. El siguiente es el 1.0 TSI con turbo, disponible en dos potencias de 95 y 115 CV; más adelante llegará un nuevo 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 caballos. Todos cuentan con unos periodos de mantenimiento de 30.000 kilómetros y llevan el sistema de parada y arranque para mejorar la eficiencia y el consumo en ciudad.

El propulsor 1.0 TSI de 95 caballos es el que proporciona un mayor equilibrio entre consumo y rendimiento, con un gasto medio oficial de 4,7 l/100 km y unas emisiones de 106 gr/km, cifras incluso mejores que las de la mecánica de 75 caballos. Desarrolla un par que se alcanza desde 2.000 y permanece constante hasta 3.500 revoluciones, que en la práctica supone una menor utilización del cambio y un manejo muy agradable.

En diésel, el eficiente 1.6 TDI se comercializará con potencias de 80, 95 y 115 CV. Además, se ofrecerá el motor de gasolina de 1.0 TSI y 90 CV preparado para utilizar gas natural comprimido (GNC). Las cajas de cambios manuales son de cinco y seis velocidades y es opcional el cambio automático de doble embrague DSG de siete relaciones.

El comportamiento, la calidad de rodadura y el confort de marcha son aspectos que mejoran de forma notoria con relación al Ibiza anterior, gracias por una parte a la nueva plataforma. Las suspensiones pueden trabajar de manera más adecuada, tanto desde el punto de vista del confort como de la estabilidad. Otro aspecto que se modifica es la dirección con asistencia electromécanica, que aporta un mejor tacto y precisión. Los amortiguadores de las versiones FR se controlan desde un mando que permite un ajuste normal y otro más rígido (sport).

El nuevo Ibiza se vende con cuatro líneas de acabado: Reference, Style, FR y Xcellence. El equipamiento Style destaca por incluir el Driver Pack, con control de velocidad de crucero y detector de fatiga, un sistema de radio con pantalla de 5 y Bluetooth, o los faros antiniebla con función cornering. El más deportivo FR incorpora elementos de diseño como el difusor trasero, los escape simulados a cada lado del parachoques trasero, la suspensión deportiva y un exclusivo paquete negro exterior.

Asimismo, la altura de la carrocería se ha rebajado en 15 mm y se modifica el tarado de la suspensión, con amortiguadores más firmes y el diámetro de la barra estabilizadora delantera es más grueso. El acabado Xcellence se caracteriza por su aspecto más lujoso, con detalles cromados que acentúan el refinamiento.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo Ibiza se presenta con elementos propios de modelos de segmentos superiores. Es el caso del asistente de frenada de emergencia automática (de serie en toda la gama), control de crucero adaptativo, reconocimiento de fatiga, asistente de conducción autónoma en atascos que se encarga de frenar completamente el coche y volver a acelerar (en el caso del cambio DSG) y el frenado automático postcolisión.

También se podrá configurar la respuesta del vehículo gracias al Drive Profile, con tres modos (Eco, Normal y Sport) más otro Individual para que cada usuario elija según sus propios gustos. Entre otros parámetros, el motor puede reaccionar de forma más brillante, la dirección es más directa y firme y la suspensión también más rígida. El sistema de entrada y arranque sin llave Kessy, sensores de aparcamiento y una cámara de visión trasera con mayor calidad reflejada en una pantalla táctil de 8 son otros elementos del equipamiento.

En términos de conectividad, el nuevo Ibiza permite asociar el smartphone al sistema de infoentretenimiento mediante Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. Asimismo, se puede equipar con Beatsaudio soundsystem, una marca con un procesador de señal digital (DSP), siete altavoces y un amplificador de ocho canales con 300W. También lleva cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM.

Como promoción de lanzamiento, la marca ofrece sin coste un paquete de equipamiento adicional para cada uno de los acabados. Esta oferta cuenta con el acabado Reference Plus, que añade sobre al acabado de acceso Reference el equipo de radio Media System Touch con pantalla de 5 y varias posibilidades de conexión mediante USB, toma auxiliar y tarjeta SD, Bluetooth con Audiostreaming, cuatro altavoces, volante multifunción y aire acondicionado.

La tarifa de precios oficial arranca en 14.060 euros, si bien el modelo básico con el motor de gasolina de 75 caballos se comercializa desde 12.400 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos