Seat León Cupra, deportividad y estilo

Seat León Cupra, deportividad y estilo

El León más rápido es un deportivo de 290 caballos para el uso diario, por menos de 30.000 euros

MANU CORTÉS

El nuevo León Cupra 290 refleja la experiencia de Seat en toda su extensión. Es un vehículo de altas prestaciones, que combina un comportamiento ultra deportivo al límite con el confort de conducción en largas distancias o en ciudad, y una calidad de acabados muy superior a cualquier vehículo de la marca.

Un paquete de alta tecnología garantiza el magnífico rendimiento del nuevo Cupra 290. Destaca en primer lugar su motor gasolina de cuatro cilindros 2.0 litros TSI de doble inyección y distribución variable del árbol de levas, con una potencia de 290 CV.

El control de chasis adaptativo (DCC), el diferencial autoblocante delantero, la dirección progresiva, el sistema de personalización de parámetros de comportamiento y motorización Cupra Drive Profile y los faros delanteros Full led de serie son algunas muestras más de su tecnología de vanguardia. El nuevo icono deportivo de la gama de la marca española está disponible en tres tipos de carrocerías: SC de tres puertas, cinco puertas y familiar ST.

Exteriormente, el León Cupra 290 se diferencia por sus llantas de 19 pulgadas en pintura titanio bicolor, por el paquete aerodinámico con el alerón en el extremo trasero del techo, que resalta su estilo deportivo, por las carcasas negras de los espejos retrovisores exteriores, al igual que por la inscripción Cupra en las pinzas de freno en color rojo.

El interior se distingue por el volante con la parte inferior plana y un revestimiento de piel parcialmente perforado que facilita el agarre. Igualmente exclusivos del Cupra son los asientos deportivos en gris oscuro en tejido Alcántara acabados con costuras blancas; en opción están disponibles asientos tipo baquet (por la nada despreciable cantidad de 1.268 euros más) con una excelente sujeción lateral, mientras que los pedales y estriberas están acabados en aluminio.

Más recomendable el cambio DSG

El León Cupra 290 dispone de tracción delantera, con caja de cambios manual o la muy recomendable automática DSG. Esta última es opcional, por 2.080 euros más, aunque para los amantes de la conducción deportiva es la elección más adecuada, por su facilidad de uso y rapidez en el cambio; con levas en el volante, en modo completamente automático, es una auténtica pasada como trabaja. Al igual que sucede en el cambio manual, las marchas bajas presentan relaciones cortas, mientras que la sexta es más larga para reducir el consumo de combustible.

Lanzados a tope los 290 caballos de potencia, el León Cupra alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. El enorme par motor máximo de 350 Newton metro que desarrolla el propulsor, se consigue ahora en un régimen de giro muy amplio, de 1.700 a 5.800 vueltas, y garantiza un empuje impresionante en cualquier situación. A pesar de estas prestaciones, el consumo medio de combustible es de apenas 6,5 litros con la caja de cambios DSG, y de 6,7 litros con el cambio manual, cuando se conduce civilizadamente y respetando los límites legales de velocidad.

Seat León Cupra 290

ficha técnica

Combustible: Gasolina

Cilindros: 4 en línea, con turbo

Cilindrada: 1.984 cm3

Potencia: 290 caballos

Par-motor: 350 Newton metro

Velocidad: 250 km/h.

Consumo: Desde 6,6 litros

Largo: 4,27 m.

Ancho: 1,81 m.

Alto: 1,43 m.

Capacidad maletero: 380 litros (versiones de 3 y 5 puertas); 587 litros (carrocería familiar)

Tracción: delantera

Cambio: Manual 6 marchas o Automático DSG, de 6 marchas

Precio: Desde 29.162 euros

Las prestaciones del León más rápido nunca fabricado en serie se puede aumentar incluso más con el paquete Performance (opcional por un poco más de 3.000 euros), que incluye un sistema de frenos Brembo de cuatro pistones de alto rendimiento con discos delanteros perforados, llantas exclusivas de 19 pulgadas de diámetro (a elegir en color negro o naranja).

Los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, con un compuesto de goma y una capa de aramida y nylon como recubrimiento interior (tecnología derivada de la competición), ofrecieron un espectacular agarre, precisión y rigidez en curvas tomadas a mucha velocidad, en la prueba que efectuamos en un tramo de rallye cerrado al tráfico.

El León Cupra logra elevar significativamente el listón en todos los aspectos dinámicos con el nuevo control de chasis adaptativo, aún más sensible y con mejor respuesta, adaptando las características de la suspensión a las condiciones predominantes en apenas milisegundos.

El nuevo diferencial autoblocante de deslizamiento limitado también mejora notablemente la tracción y el manejo de este coche de tracción delantera. Formado por un sistema multidisco que actúa hidráulicamente, va regulado por una centralita electrónica. El sistema no solo mejora la tracción, sino que también elimina los rebotes en el volante sin que esto suponga un menor tacto y precisión en el manejo de la dirección.

El control electrónico de estabilidad ESC ha sido desarrollado específicamente para el Cupra y permite una conducción muy deportiva, manteniendo en todo momento los más altos niveles de seguridad. Para un uso extremadamente dinámico, como en un circuito, también se puede desactivar optando entre dos modos: el primero desactiva el control de tracción y pone el ESC en modo deportivo, y el segundo desactiva el ESC completamente.

Al mismo tiempo, el sistema Drive Profile permite adaptar las características del León 290 de manera muy específica para satisfacer las preferencias de cada conductor. Junto con los modos Confort, Sport, Eco e Individual, el modo Cupra permite una respuesta del acelerador especialmente sensible en esta configuración y, cuando el cambio automático DSG opera en el modo de cambio más deportivo, la dirección progresiva y el diferencial autoblocante del eje delantero funcionan asimismo en su configuración más racing.

Seat ha creado para el León Cupra toda una gama de tecnologías de vanguardia, en la que se incluyen los faros delanteros Full led y el freno multicolisión, que ayuda a evitar colisiones secundarias en caso de accidente. Además de su distintivo diseño, los faros led aportan muchas más ventajas, como iluminar la carretera con una temperatura de color de 5.500 grados kelvin. Puesto que esta iluminación es muy parecida a la luz natural, apenas obliga a forzar la vista.

Uno de los sistemas de asistencia al conductor más importantes es el control de crucero adaptativo (ACC). Basado en un sistema de radar, mantiene una velocidad y una distancia predefinidas con respecto al vehículo que circula delante, acelerando y decelerando automáticamente durante la circulación. El sistema Front Assist, que incluye función de frenado de emergencia en ciudad, protege contra el peligro de colisión utilizando un sensor de radar para vigilar el tráfico que circula delante del vehículo.

El equipamiento de serie del León Cupra 290 también incluye, entre otros muchos elementos, airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla, asistente de arranque en pendiente, control de velocidad de crucero, odenador de a bordo, faros Full led, llantas de aleación de 19 con pinzas de freno en color rojo, climatizador de dos zonas, levas de cambio en el volante (versiones DSG), sensor de luz y de lluvia, radio con pantalla táctil en color de 6,5, conexión manos libres vía Bluetooth, lector CD y ocho altavoces.

 

Fotos

Vídeos