Subaru Forester, indestructible

Subaru Forester, indestructible

El Forester es uno de los coches con menor coste de mantenimiento y más bajo índice de averías de la producción mundial

MANU CORTÉS

Desde su lanzamiento hace ya 19 años, el Forester es el modelo de más éxito comercial de Subaru en España con más de 8.000 unidades matriculadas. Durante el pasado año ya se introdujeron algunas novedades en el mismo, destacando la profunda revisión de su gama de motores para adaptarla a la normativa Euro 6 y mejorar no solo su nivel de consumos y emisiones, sino también su entrega de par, nivel de vibraciones y sonoridad gracias principalmente a un nuevo sistema de inyección directa common rail, turbo y pistones rediseñados en la versión diésel.

Este año, el Forester se beneficia nuevamente de una serie de mejoras centradas tanto en el diseño exterior e interior, como en el confort y el comportamiento dinámico del vehículo. La gama Forester 2016 se pone a la venta sin aplicar incremento alguno a los precios de las 12 versiones disponibles: ocho modelos con motor turbodiésel desde 27.900 euros y tres gasolina desde 24.900 euros. La campaña de descuento se mantiene en 2.500 euros para los acabados Sport y 2.000 euros para el resto de la gama.

La calidad de rodadura y el comportamiento del nuevo Forester han sido notablemente mejorados con la puesta a punto de su esquema de suspensión, tanto delantera como trasera, con el fin de ofrecer un mayor compromiso entre dinamismo y confort.

La dirección asistida ha mejorado su tacto y es ahora más rápida pasando de 3,1 a 2,8 vueltas de volante. También se emplean nuevos materiales insonorizantes y cristales más gruesos en las puertas para aumentar el confort y reducir el ruido del exterior. Los cambios en el diseño en la parte delantera se centran en la nueva parrilla hexagonal y paragolpes delanteros rediseñados, diferenciando el acabado Executive Plus con un parachoques específico de aspecto más deportivo. Las ópticas delanteras emplean tecnología led tanto para la luz diurna, como para la de cruce en las versiones Sport Plus.

Con los acabados Executive puede incorporarse también la función SRH que dirige el haz de luz delantero adaptándolo al giro del coche para mejorar la visibilidad en las curvas. El nuevo Forester incorpora nuevas llantas de dos tonos de 17 pulgadas de diámetro para todas las versiones y de 18 pulgadas para el acabado Executive Plus.

2.0 i / 2.0 Diésel

ficha técnica subaru forester

Combustible: Gasolina / Gasóleo

Cilindros: Cuatro

Cilindrada: 1.995 cm3 / 1.998 cm3

Potencia: 150 CV / 147 CV

Tracción: Total 4 x 4

Cambio: Automático / Manual 6 vel.

0-100: 11,8 seg. / 9,9 seg.

Velocidad: 192 km/h. / 190 km/h.

Consumo: 6,5 litros / 5,7 litros

Largo: 4,59 mts.

Ancho: 1,79 mts.

Alto: 1,73 mts.

Capacidad maletero: 505 litros

Precio (desde): 24.900 euros / 27.900 euros

Respecto al interior, se mantienen los materiales y ajustes con la calidad y durabilidad que siempre han caracterizado al SUV mediano de Subaru y se pone al día con diversas actualizaciones entre las que destacan un rediseñado cuadro de instrumentos con pantalla TFT/LCD a color, el nuevo material empleado en los asientos de tela que ofrece mayor contraste de color entre el centro y el lateral de los mismos y nuevos asientos de cuero (opcionales) que añaden la función memoria en el asiento del conductor, y cuyo acolchado y diseño han sido mejorados.

Cabe destacar también la mejora del tacto y la calidad percibida en las zonas más utilizadas por el conductor y acompañante, empezando por un nuevo volante multifunción, de mayor calidad y grosor, así como la calidad de los materiales aplicados en los nuevos tiradores y paneles de puertas y soportes de la consola central.

El volumen del maletero del Forester es de 505 litros, con la posibilidad de llegar hasta los 1.573 litros si se abaten los asientos traseros. Además, la suspensión trasera de doble horquilla permite que los pasos de las ruedas no invadan mucho el habitáculo. Caben perfectamente cuatro bolsas de palos de golf colocadas de lado. El portón trasero es de apertura y cierre eléctrico con sistema de seguridad para evitar atrapamientos.

La gama de motorizaciones del nuevo Subaru Forester cuenta con tres motores de tipo bóxer (cilindros opuestos, dos a dos), con bloque y culata de aluminio. Se trata de un turbodiésel de 147 CV de potencia y dos motores gasolina, un 2.0 litros de 150 CV y el nuevo 2.0 Turbo de 240 CV de potencia. Los dos motores gasolina vienen asociados de serie a la nueva caja automática CVT Lineartronic de tipo variador continuo. El propulsor de tipo bóxer de cilindros opuestos dos a dos, elimina algunos de los inconvenientes típicos del diésel convencional como el alto nivel de ruido y vibraciones y la mayor aspereza de conducción.

Motor turbodiésel

El motor bóxer turbodiésel brinda 147 CV de potencia con un empuje máximo de 350 Newton metro entre las 1.600 y las 2.400 vueltas de giro del motor. Este motor impulsa al Forester hasta los 190 km/h, consiguiendo pasar de 0 a 100 km/h en solo 10,2 segundos. Los consumos medios apenas llegan a los 5,7 litros. Este motor se monta de serie con una caja de cambios manual de seis velocidades.

El motor 2.0 litros gasolina de 150 caballos, combinado con la caja automática CVT de seis velocidades, ofrece un consumo medio de 6,5 litros. Esta motorización incluye de serie el sistema de parada automática Auto Start-Stop para reducir los consumos y emisiones contaminantes. El propulsor gasolina XT Turbo, está desarrollado a partir del motor 2.0 litros, pero con un turbocompresor que le permite rendir 240 CV de potencia, con los que puede alcanzar una velocidad máxima de 221 km/h, pasando de 0 a 100 km/h en tan solo 7,5 segundos; en cuanto a consumos, la media mínima se sitúa en los 8,5 litros.

La característica distintiva del Subaru Forester ha sido siempre el sistema Symmetrical AWD (tracción a las cuatro ruedas permanente y simétrica), que representa el corazón tecnológico de la marca nipona. Dependiendo de los motores de cada versión hay dos tipos de tracción permanente AWD. Con el motor 2.0 litros turbodiésel, cuando algún eje patina o pierde tracción, un mecanismo de diferencial central de tipo viscoso actúa para repartir la tracción 50 % al eje delantero y 50 % al eje trasero.

Con los propulsores gasolina 2.0 y 2.0 Turbo con cambio automático CVT, la tracción es permanente a las cuatro ruedas con un 60% de la capacidad de tracción en el eje delantero y un 40 % en el eje trasero. Cuando el eje delantero pierde tracción, un mecanismo de diferencial central de tipo embrague de disco actúa para enviar más tracción al eje trasero. En ese caso, el reparto de la tracción tendería a ser 50/50.

Como principal novedad del sistema de tracción, el nuevo Forester incorpora un sistema denominado X-MODE, que actúa sobre el control de tracción y otros elementos tales como el acelerador o el cambio para mejorar la capacidad de tacción del nuevo Forester. Pulsando una tecla situada al lado de la palanca de cambios se aumentan las posibilidades de avanzar en situaciones complicadas de agarre como, por ejemplo, si alguna rueda se queda en el aire o si se circula sobre terreno deslizante barro o nieve.

 

Fotos

Vídeos