Toyota Yaris, protagonista del Salón de Ginebra

Toyota Yaris, protagonista del Salón de Ginebra

El pequeño modelo se renueva con detalles de diseño, equipamiento, mayor calidad y estrena nuevos motores

El Yaris es una de las principales novedades de Toyota en el Salón de Ginebra. El modelo ciudadano de la marca es protagonista en el estand de la muestra suiza junto al prototipo i-Tril y los vehículos utilizados en competición como el Yaris WRC, TS050 Hybrid y el Hilux Dakar.

Fruto de un completo programa con una inversión superior a los 90 millones de euros, el nuevo Toyota Yaris incorpora más de 900 nuevos componentes, con un diseño renovado, nuevos acabados, mayor eficiencia y calidad percibida y mejor tacto de conducción. Además, estrenará un motor de gasolina 1.5 de 111 CV y una versión deportiva, el GRMN, con una potente mecánica de 210 caballos.

Por primera vez, los cambios introducidos en el Yaris serán adoptados en su hermano gemelo, el Toyota Vitz, fabricado en Japón. Un hecho importante que refleja la importancia que Toyota otorga a sus operaciones europeas y a sus modelos para este mercado, más adaptados para ser automóviles globales como se demuestra con el nuevo Yaris.

Una imagen más dinámica

El nuevo modelo destaca por una imagen más activa y dinámica. Tanto el frontal como la parte posterior cuentan con un mayor énfasis en las líneas horizontales, que expresan más amplitud, y además es más bajo el centro de gravedad. Delante, incorpora un nuevo paragolpes que recuerda a la forma de un catamarán, con unas amplias secciones que fluyen desde los nuevos grupos ópticos, y rodean la ancha parrilla trapezoidal.

Los nuevos faros delanteros proyectan una nueva firma luminosa y en las versiones que montan luces de led de circulación diurna, las guías luminosas crean un marco alrededor del faro principal. Los faros antiniebla integrados a los lados de la parrilla también se han renovado, con un hueco más compacto y una línea vertical que continúa el borde exterior del paragolpes, con un detalle cromado en las versiones mejor equipadas.

En el apartado mecánico, el nuevo Yaris con tecnología híbrida mejora para conseguir una conducción aún más silenciosa y confortable, con una mayor precisión de la dirección mientras que el nuevo motor de gasolina de 1.5 litros, que sustituye al actual de 1.33 litros, se ha desarrollado en previsión de la futura norma de emisiones Euro 6c. Desarrolla una potencia de 111 CV y en comparación con la mecánica anterior, acelera y recupera más rápido.

El sistema Toyota Safety Sense va a ser equipamiento de serie en todas las versiones del nuevo Yaris. Un dispositivo que puede ayudar a evitar accidentes, o al menos a disminuir las consecuencias en caso de impacto. Se incluye el sistema de seguridad precolisión con frenado de emergencia, control de luces de carretera, avisador de cambio involuntario de carril y reconocimiento de señales de tráfico.

Otra de las novedades en la gama Yaris es la versión GRMN. Un modelo derivado del actual coche de rallys, tras la vuelta de Toyota al Campeonato Mundial de esa especialidad con el Yaris WRC. Propulsado por un motor de 1.8 litros con compresor, rinde más de 210 CV, lo que se traduce en unas prestaciones de primer nivel. El GRMN se comercializará en el mercado europeo a primeros del año que viene.

La visión de Toyota de cómo será la movilidad urbana en 2030 está presente en Ginebra de la mano del prototipo i-TRIL, un eléctrico de cuatro ruedas y configuración de asientos «uno-más-dos», con una longitud de solo 2,83 metros y un peso de apenas 600 kilos.

 

Fotos

Vídeos