La 'frustrada' en El Prat no tenía «riesgo excesivo» con la distancia que existía entre los aviones

Se realizó a un kilómetro y medio aproximadamente, y la distancia máxima entre este avión y de Aerolíneas Argentinas era de 300 metros

EUROPA PRESSmadrid

Los pilotos descartan que la maniobra de 'motor al aire' ('go-around') o aterrizaje frustrado que realizó un avión de Utair el pasado sábado en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, fuera de "un riesgo excesivo", máxime cuando se realizó a un kilómetro y medio aproximadamente, y la distancia máxima entre este avión y de Aerolíneas Argentinas era de 300 metros.

De hecho, es posible que se produzcan este tipo de situaciones una vez por semana debido a factores como la fatiga, excesivo viento o baja visibilidad, entre otros, tal y como explica el decano del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (Copac), Luis Lacasa. En su opinión, la alarma social generada ha sido "un tanto excesiva" ante la sensación de cercanía, que transmite el vídeo difundido en las redes sociales.

Desde el Copac, recuerdan que el aeropuerto de la Ciudad Condal cuenta con un sistema de pistas "especialmente complejo" que varía en el horario nocturno, al habilitar una pista que cruza las otras dos para atenuar el ruido producido por los aviones en las zonas cercanas. Al respecto, Lacasa cree que esta operativa se guarda más a la reducción del ruido que a los parámetros de seguridad por lo que desde el órgano colegial sugiere que se sopese ambos elementos a la hora de operar.

Lacasa recuerda que existe un sistema de vigilancia en el que se realiza un "doble chequeo" que reduce la posibilidad de accidente cuando se produce una situación de riesgo y dota a las operaciones de mayor seguridad, por lo que en este caso concreto, no puede decirse que el incidente fuera "grave".

Investigar las circunstancias

"En cada aeropuerto determinado hay un procedimiento específico con la trayectoria que el piloto debe seguir después de haber interrumpido una aproximación", puntualizó.

No obstante, considera fundamental que, ante un hecho como este, se investiguen las circunstancias de lo ocurrido con el objetivo de "poner los medios" para evitar que vuelva a suceder en el futuro, ante la apertura de una investigación por parte de Aena.

"Tenemos que aprender qué circunstancias pueden haber supuesto ese posible error o fallo de procedimiento para que no se repita y diseñar procedimientos a prueba del error humano", que bajo su criterio, siempre está presente en estos casos.

Tres factores de riesgo

Actualmente, uno de los tres factores de riesgo principales recogidos en el Plan Específico realizado por Eurocontrol se refiere a la inclusión en pista, junto a la pérdida de control de la aeronave y las aproximaciones desestabilizadas.

Lacasa ha apuntado que los pilotos están "perfectamente entrenados y preparados" para realizar este tipo de maniobras de aproximación frustrada, en las que el avión aumenta la potencia y configuran el avión para iniciar de nuevo la subida.

De hecho, el tema de acceso a las pistas supone uno de los parámetros "más importantes" a tener en cuenta por los profesionales de la aviación como "posible causa de un accidente", por lo que se pone "especial cuidado" a la hora de revisar las pistas. Aún así, una menor visibilidad hubiera aumentado considerablemente el riesgo del incidente ante la invasión de la pista por parte de Aerolíneas Argentinas.