La Guardia Civil detiene al presidente de la Diputación de León

Marcos Martínez, a su salida de la Diputación de León tras ser interrogado por los agentes/
Marcos Martínez, a su salida de la Diputación de León tras ser interrogado por los agentes

Marcos Martínez, en el cargo desde el pasado mes de mayo, ha sido detenido en el marco de las investigaciones contra el exnúmero dos de Esperanza Aguirre

L.V. HUERGA / J. CALVOLeón

Agentes de la Guardia Civil, a las órdenes del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, han procedido este lunes a detener al presidente de la Diputación de León acusado por un caso de corrupción. Marcos Martínez ha sido interrogado en su despacho de la institución provincial y, una vez finalizado el interrogatorio, Marcos Martínez ha salido acompañado por efectivos de la Guardia Civil, introducido en un vehículo policial y presuntamente trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil.

La detención ha tenido lugar en el marco de una macrorredada en la que se ha procedido al registro de empresas y domicilios particulares.

En esta intervención se ha procedido a la detención del exnúmero dos del PP de Madrid y exconsejero autonómico de la Comunidad de Madrid Francisco Granados (PP) y varios constructores por el pago de dinero a cambio de favores políticos.

De momento han sido detenidas 51 personas en cuatro comunidades autónomas. Entre los arrestados están dos alcaldes de Madrid y el presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez Barazón, del PP.

La Fiscalía Anticorrupción asegura que en la llamada operación Púnica se ha golpeado una «trama de corrupción municipal y regional infiltrada en varios ayuntamientos y autonomías, principalmente de la provincia y comunidades autónomas de Madrid, Murcia, León y Valencia».

La nota añade que los empresarios implicados habrían logrado, mediante el pago de «comisiones ilegales» a ediles municipales y funcionarios, la adjudicación de obras por unos 250 millones de euros en los últimos dos años.

Los delitos que se investigan son: blanqueo de dinero, falsificación de documentos, delitos fiscales, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales, prevaricación, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a funcionarios, fraudes contra la administración y organización criminal.

La detención ha sido llevada a cabo por miembros de la Unidad Central Operativa Los delitos que se investigan son: blanqueo de dinero, falsificación de documentos, delitos fiscales, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales, prevaricación, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a funcionarios, fraudes contra la administración y organización criminal.