La Guardia Civil registra la casa de la jefa de la oficina antifraude por la supuesta conexión de su marido con la lista Falciani

El allanamiento desata una tempestad entre el instituto armado y Hacienda, que recuerda que los agentes no han entrado en las casas de directivos de otros bancos supuestamente implicados

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Guardia Civil y la Fiscalía registraron ayer el domicilio domicilio de la jefa de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Marga García-Valdecasas, ante la sospecha de que sus marido Alejandro Pérez Calzada, presidente en España del banco suizo Mirabaud, pudo colaborar con los evasores españoles de lista Falciani.

más información

La operación ha desatado una tormenta entre el instituto armado y Hacienda, donde creen que el registro de ese domicilio privado, en el centro de Madrid, ha sido excesivo, puesto que nunca antes los investigadores han allanado viviendas particulares de los directivos de otros bancos igualmente bajo sospecha en este caso como el Santander, como ocurrió el pasado 3 de junio cuando los agentes se personaron en su sede para recabar información.

El miércoles, la UCO también entró en las oficinas centrales de Mirabaud en Madrid y Barcelona, pero consideró indispensable, tras un largo debate y con la autorización del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, para buscar evidencias en el casa en la que vive Pérez Calzada, pero también García-Valdecasas, una de las más altas funcionarias de Hacienda y responsable directa de algunas de las investigaciones más delicadas como las que afectan al exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato.

Las sospechas de la Guardia Civil que es que Alejandro Pérez Calzada, como directivo en la época de Venture Capital, una escisión de Fibanc, pudo asesorar a varios españoles clientes del HSBC en Ginebra sobre la fórmula de blanquear su dinero para hacerlo regresar legalmente a España.