El Rey y la infanta Cristina se reencuentran tras la sentencia del 'caso Nóos'

Los Reyes, a su llegada al funeral bajo la atenta mirada de las infantas Elena y Cristina. /
Los Reyes, a su llegada al funeral bajo la atenta mirada de las infantas Elena y Cristina.

Lo han hecho en el funeral en memoria de la infanta Alicia de Borbón-Parma, tía de don Juan Carlos

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Los Reyes han coincidido este jueves con la infanta Cristina en la capilla del Palacio Real en el funeral por la infanta Alicia de Borbón-Parma, tía de don Juan Carlos. Es la primera imagen en la que Felipe VI coincide con su hermana en un acto público, tras la sentencia absolutoria del 'caso Nóos'.

Minutos antes de las seis de la tarde, la que fuera duquesa de Palma ha llegado al acto religioso acompañada de su hermana la infanta Elena. Ambas han tomado asiento en la primera fila reservada también a sus tías las Infantas Pilar y Margarita, y al marido de ésta, Carlos Zurita.

Poco después lo hacían los Reyes, cuando todos los asistentes ocupaban ya sus sitios, por lo que no ha habido opción al saludo familiar. Don Felipe y doña Letizia se han colocado bajo el dosel real, situado a la derecha del altar, y a continuación, en otros dos sillones, lo han hecho los Reyes eméritos.

La última vez en la que el jefe del Estado y doña Cristina estuvieron juntos en un acto público fue el 12 de noviembre de 2015 en otra misa fúnebre por el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, que se celebró en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Tras las exequias, la hermana pequeña de Felipe VI se sentaba en el banquillo de los acusados por su implicación en el 'caso Nóos', que ya había salpicado a su marido. Fue entonces apartada de la Familia Real y de cualquier acto oficial relacionado con la institución.

Tras tres años de proceso judicial, Iñaki Urdangarin fue condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y dos delitos fiscales y su mujer, la infanta, absuelta. Aunque no lo ha sido socialmente, por lo que su rehabilitación pública será complicada. De momento, ya ha vuelto a palacio, aunque fuese por unas horas.