Casado, a Santamaría: "La soberbia no hace ganar congresos, pero sí hace perder elecciones"

Cinco días de campaña por delante, la batalla entre Casado y Santamaría se recrudece por momentos: "Yo creo que la soberbia no hace ganar congresos pero sí hace perder elecciones. Yo precisamente lo que quiero es otro tipo de política, la política de la humildad, de la cercanía, la política de dar la cara siempre" afirma Casado esta mañana en Alicante. Una de cal y otra de arena: "Si yo he sido capaz en una hora de integrar 5 candidaturas, ¿cómo no voy a ser capaz de integrar a alguien tan estupenda como Soraya? Por supuesto que voy a ser capaz de integrarlos, es más, no lo digo como un gesto magnánimo, es que yo les necesito. Es que yo necesito a todo el mundo. Yo quiero tener a los mejores a mi lado".El tira y afloja que cuenta ya 10 días comenzaba con acusaciones de incoherencia ante la posibilidad de un pacto calificado de perdedores por el círculo de Soraya. El se defendía: "Yo se pueden cambiar las normas a mitad de partido, en el descanso. Hay que jugar la segunda parte" el día 7 de julio. Nadie entiende que se cambien las normas a mitad y que lo digan quienes las han propuesto".La lucha por el liderazgo del PP le llevó a proponer un debate a dos. Idea que no gustó a Santamaría, quien defiende que el enfrentamiento interno sólo puede hacer daño al partido. Él apostó por distanciarse, criticando con dureza la gestión del Gobierno anterior, de su propio partido: "Si ha pasado lo que ha pasado ayer en Cataluña es porque no aplicamos el 155 como había que aplicarlo, que la "operación diálogo" es un fracaso, la de Sánchez y la que hicimos nosotros" apuntaba Pablo Casado en el Bosque de los ausentes Madrid, hace una semana.Su objetivo marcar la diferencia "No he llegado hasta aquí para hacer lo mismo con los mismos". El último golpe llegaba este viernes, con vídeo difundido por Whatsapp y redes sociales que el entorno de Santamaría atribuía a su candidatura. Demoledor con los partidarios de su rival. Él negaba la mayor, rechazando lo que en él se defiende: "Rechazo categóricamente ese vídeo y además le mando un abrazo muy fuerte y todo mi apoyo a las personas que aparecen ahí, a las que he defendido siempre, a los que considero mis amigos y con los que yo espero contar". Hoy, él sigue luchando por ganar ese Congreso Extraordinario.