Detenida una pareja de Albacete por las muertes de sus dos bebés

Prisión de La Torrecica, de Albacete, donde están ingresados los padres./ACAIP
Prisión de La Torrecica, de Albacete, donde están ingresados los padres. / ACAIP

El primero falleció el pasado año y el segundo este verano y ambos presentaban graves fracturas

J.V. MUÑOZ-LACUNAAlbacete

Una pareja de Caudete (Albacete) está en prisión por haber provocado presuntamente la muerte de sus dos bebés en el intervalo de poco más de un año. El padre, Germán R.T., de 28 años, y la madre, Aroa M.G., de 27, se encuentran en la cárcel de La Torrecica (Albacete) después de haber sido detenidos por la Guardia Civil.

Su primer hijo, al que llamaron Omar, murió en enero de 2018 a los cuatro meses de edad. El pequeño ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del Hospital General Universitario de Albacete donde falleció por un grave traumatismo craneoencefálico que le había provocado la fractura del cráneo y una hemorragia cerebral, circunstancia que sus progenitores no pudieron justificar ante los médicos. Por el contrario, achacaron la muerte de su hijo a una supuesta negligencia médica derivada del suministro de una vacuna. Meses más tarde, Aroa volvió a quedarse embarazada y a principios de 2019 dio de nuevo a la luz.

Presuntos asesinatos

A raíz de este caso y del nacimiento de su segundo hijo se activó el Protocolo de Protección del Menor al mismo tiempo que la Guardia Civil abrió una investigación por presunto homicidio imprudente, pesquisas que continuaban abiertsa este verano y que vinieron a coincidir con el extraño fallecimiento de su segundo hijo, Dylan, también a los cuatro meses de edad. En concreto, tanto Omar como Dylan habían muerto a los 131 días exactos de vida. Los padres avisaron al Servicio de Emergencias 112 del fallecimiento repentino de su hijo en su domicilio. Sin embargo, la posterior autopsia reveló que el niño presentaba varias fracturas en las costillas que le habían originado la perforación de un pulmón. Además, el cadáver tenía fisuras por fracturas anteriores.

Por este motivo, los padres han sido detenidos por dos presuntos delitos de asesinato con la agravante de abuso de superioridad, dos delitos de lesiones y otros dos de maltrato en el ámbito familiar y han ingresado en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción de Almansa (Albacete).

Las familias cree en su inocencia

A pesar de estos indicios, las familias de Germán y Aroa creen en su inocencia y «están viviendo momentos de angustia y desesperación por todo lo ocurrido y por verlos en la cárcel», explicó este viernes Moisés López Martínez, alcalde de Caudete, municipio de 10.000 habitantes. Según el alcalde, «la muerte de su segundo hijo causó un gran impacto a los vecinos al saber que habían perdido a su primer hijo. Aquí tenían trabajo, estaban bien relacionados con el resto de la población y son una pareja normal».

Germán, natural de Caudete, y Aroa, nacida en Elda (Alicante), se conocieron en 2015 y decidieron convivir en la localidad albaceteña donde eran voluntarios de Protección Civil. Este gesto altruista hace que algunos vecinos opinen lo mismo que sus familias y que ni siquiera puedan imaginar que los padres mataron a acabaron con las vidas de sus hijos. «Hay que dejar a la Guardia Civil y al juzgado que continúen sus investigaciones», matiza el alcalde. De momento, tanto Germán como Aroa siguen presos en la cárcel de Albacete.