Diez días para cerrar el cambio en Andalucía

27 de diciembre. Ésa es la fecha tope marcada en el calendario para sellar una alianza. "Va a ser una negociación complicada, difícil. Son muchos los asuntos que hay que tratar", reconocía Juan Marín, el candidato y presidente de Ciudadanos en Andalucía. Pero no apurarán tanto. PP y Ciudadanos confían en tener listo este mismo lunes, se volverán a reunir, su primer acuerdo, el programático. "El nivel de coincidencia de ambos programas electorales es muy alto", reflejaba Juanma Moreno, candidato y presidente del PP andaluz. El segundo paso será quién conformará el Gobierno, cómo se compondrá la mesa y ambos coinciden, que hay clara voluntad de cambio. Pero nada está cerrado todavía. Al menos, públicamente. Adelante Andalucía confirma que no apoyarán ese cambio, ni para evitar que VOX tenga peso en él. "Y nosotros no vamos a apoyar a la derecha para que gobierne la Junta de Andalucía", se reafirma Antonio Maíllo, coordinador federal de Izquierda Unida Andalucía. Es más, da por hecho el pacto entre PP y Ciudadanos. "Bajo la teatralización con respecto a Vox van a asumir y aceptar los votos de la extrema derecha para gobernar". Tesis que es el clavo ardiendo al que se agarra el PSOE. "Vox no sería un colaborador pasivo. Tiene que ser necesariamente un colaborador activo, que se implique en la gobernabilidad de Andalucía", apuntaba Susana Díaz, presidenta en funciones de la Junta. Vox ya ha dicho que no participará en el nuevo Gobierno pero "que si depende de nosotros, contribuiremos a acabar con el régimen socialista después de 36 años", ha explicado desde el primer momento el líder de la formación de extrema derecha en Andalucía. Apoyo, confirman, no gratuito. Y el PP es todo oídos. "Nosotros hablamos con todos; nosotros no somos partidarios de cordones sanitarios", mantiene Juanma Moreno. Y si no, la hipótesis de repetir elecciones, aunque muy lejana, siempre queda.