Dolor, indignación y muchas incógnitas por la muerte de Gabriel

La Guardia Civil tiene un caso sólido contra Ana Julia, con pruebas contundentes contra ella, pero aún quedan muchas incógnitas. Hoy se ha hecho un registro exhaustivo que en una finca de la familia del padre de Gabriel, a unos cinco kilómetros de donde desapareció el pequeño. Una vivienda que frecuentaban Ángel y Patricia antes de su separación, que estuvo alquilada a una pareja y que llevaba dos meses vacía. Guardia Civil Científica y perros han trabajado sobre el terreno. Una inspección ocular para buscar pistas, huellas o cualquier indicio que determine el lugar donde murió el pequeño. Es el sitio de donde Ana Julia sacó el cadáver de Gabriel y donde sospechan que lo tuvo escondido hasta ayer.-Redacción-