El Gobierno reclamará a la Iglesia los bienes públicos inmatriculados

La mezquita de Córdoba, las catedrales de Zaragoza y Valladolid o la Giralda de Sevilla. Son tan solo tres de los 40.000 bienes de interés público inmatriculados por la Iglesia que ahora el Gobierno reclama. El Ministerio de Justicia está elaborando ahora un listado con todos ellos, que una vez acabado se hará público. La institución se amparó en legislación franquista para ponerlos a su nombre, con la cual los obispos tenían las mismas funciones que un notario. Desde la Iglesia denuncian una "desamortización encubierta" y apelan al derecho a la propiedad para denunciar el proceso.