El Govern acusa al Gobierno central de «perjudicar la imagen» de Cataluña en el exterior

Quim Torra. /EFE
Quim Torra. / EFE

El pasado mes de agosto, Torra llamó en una conferencia en los cursos de verano de la UCE, en el sur de Francia, a iniciar una nueva campaña de «confrontación» contra el Estado

CRISTIAN REINOBarcelona

El Gobierno catalán ha anunciado este mediodía que tiene previsto emprender acciones legales contra la Secretaría de Estado de la España Global, por el informe que ha publicado sobre el 'procés' y que ha distribuido entre embajadas y medios de comunicación extranjeros, pues a su juicio «perjudica la imagen de Cataluña». El documento, de 72 páginas, con el que el Ministerio de Exteriores trata de desmontar algunos de los mantras del 'procés' e intenta dar réplica a las descalificaciones sobre España que hacen los líderes secesionistas en el extranjero, niega que el movimiento independentista sea pacífico, niega la existencia de presos políticos, señala que los independentistas no tienen la mayoría en Cataluña, asegura que Cataluña no es una nación, defiende «la independencia y garantías del sistema judicial español» y descarta, entre otras cuestiones, que del referéndum del 1 O se derivara un mandato democrático en favor de la independencia. «No se trata de un informe descriptivo, sino que incluye opiniones subjetivas sobre los hechos de octubre de 2017», ha justificado Budó, que no ha precisado qué delitos imputará la denuncia contra España Global. A su entender, el informe «vulnera» además el derecho a la presunción de inocencia de los dirigentes secesionistas presos.

El pasado mes de agosto, Torra llamó en una conferencia en los cursos de verano de la UCE, en el sur de Francia, a iniciar una nueva campaña de «confrontación» contra el Estado. Desde entonces, el Ejecutivo catalán ha incrementado su pulso legal contra el Gobierno central. Además de la denuncia contra España Global, la semana pasada el Govern aprobó interponer un recurso contencioso administrativo contra el Ministerio de Hacienda por supuestos impagos de los ingresos del año 2019 pendientes de transferir. La Generalitat reclama 1.317 millones de euros al Gobierno procedentes de «la mejor recaudación de 2019 y de una parte del IVA de 2017 que había que liquidar en este ejercicio».