Sánchez e Iglesias ahondan sus diferencias antes de la reunión de los negociadores

Pablo Iglesias durante su entrevista en el programa matinal de Telecinco (i) y Pedro Sánchez durante un desayuno informativo organizado por EFE. / Telecinco/EFE

El líder socialista afirma que no puede haber «vencedores ni vencidos» pero el secretario general de Podemos rechaza la oferta de pacto

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Las palabras de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no son el mejor preludio para la reunión que mantendrán a partir de las 16.30 horas en el Congreso sus equipos de negociadores y que será clave para la suerte de la legislatura. El líder del PSOE ha animado a su interlocutor a que busque en las conversaciones una solución «intermedia» a partir de su propuesta de pacto de gobierno para que no haya «vencedores ni vencidos». Pero el secretario general de Podemos ha rechazado sin contemplaciones la oferta socialista y se ha ratificado en la entrada de su partido en el Ejecutivo.

El aperitivo de la reunión ha demostrado cuan alejadas están las posturas entre el PSOE y Unidas Podemos para llegar a un acuerdo que permita la investidura de Sánchez antes del 23 de septiembre y evitar así la repetición de las elecciones en noviembre. Ambos líderes se han ratificado en sus conocidas posturas, lo que hace presagiar que la cita entre los equipos encargados de la negociación tiene pocos visos de ser exitosa.

Sánchez ha presentado esta mañana a la ministra de Economía, Nadia Calviño, en un desayuno informativo de la agencia Efe y ha aprovechado para pedir a Iglesias que negocie con un espíritu constructivo para encontrar una salida al bloqueo que concilie «las posiciones antagónicas» que mantienen. «Saber negociar es querer negociar. No imponer sino acordar», ha reclamado el presidente del Gobierno.

El mejor acuerdo, ha proseguido, es el que se alcanza «sin vencedores ni vencidos», es aquel en que ambas partes ceden. «Una tercera vía», sería lo ideal, ha resumido. Pero el líder socialista no ha dado ninguna señal de que los negociadores de su partido vayan a renunciar a la oferta de acuerdo programático para atender los requerimientos de Podemos de pactar una coalición gubernamental.

Casi de forma simultánea, Iglesias ha explicado en una entrevista en Telecinco que «la clave» para entenderse en un programa de gobierno es hablar de «los equipos y de la estructura» del Ejecutivo que debe llevar adelante ese proyecto. Ha señalado que esa será la posición de su equipo y ha confiado en que los socialistas «no se levanten de la mesa» al escuchar sus argumentos.

El líder de Podemos ha insistido en que es indisociable negociar un programa gubernamental y la composición del Consejo de Ministros. No hacerlo sería «tomar el pelo a la gente». «Nos interesa –ha precisado- tener competencias para cambiar las cosas, no los sillones». Es decir, entrar en el Gobierno. Ha rechazado, por tanto, la oferta de que miembros de Unidas Podemos participen en instituciones de la administración fuera del Ejecutivo, como el Defensor del Pueblo, el CIS o la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Unidas Podemos ha estudiado con detenimiento la oferta de los 370 puntos presentada el pasado martes por Sánchez en un acto público y, según Iglesias, representan «pasos atrás» en asuntos en los que ya había acuerdo entre las dos formaciones. Un retroceso que ha atribuido a que el documento está redactado con una mentalidad «de marketing» y no de negociación política.

Más información