Más de 500 inmigrantes rescatados en las costas españolas

Llegan hacinados en lanchas neumáticas que apenas flotan. Fue el caso de la patera que divisó el pasado jueves desde el aire el rescatador de Salvamento marítimo José Torres. Estaba semihundida y varios migrantes ya estaban en el agua. Desde el helicóptero les lanzaron una balsa, pero no se hinchó automáticamente, así que José Torres decidió lanzarse al agua y quedarse con ellos hasta que llegara la ayuda. El rescatador cuenta que intentó tranquilizarlos, que enseguida llegó un avión de rescate y les lanzó otra balsa que esta vez sí funcionó y a la que pudieron subir los migrantes que estaban en el agua.Es el relato de un rescate difícil pero que al final acabó bien.Desgraciadamente no siempre sucede. Ayer mismo en el mar de Alborán en otra patera hundida perdieron la vida tres personas y otras 17 aún continúan desaparecidas. En aquella patera viajaban otras 35 personas que sí pudieron ser rescatadas con vida.Desde el jueves, más de un millar de inmigrantes rescatados, muchos han llegado a puertos como el de Málaga, donde los dispositivos de acogida están desbordados. Anoche se establecieron prioridades, bajaron a tierra mujeres y niños, pero 240 hombres tuvieron que esperar más de 12 horas para poder desembarcar.Este sábado la llegada de pateras continúa: Cuatro a Baleares con 30 inmigrantes a bordo, con dos han arribado a Canarias con 14, 67 inmigrantes han sido rescatados en el mar de Alborán y otros 11 en aguas próximas a Cartagena.