Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz, vuelve a los juzgados

Seis meses después de ese 11 de marzo, Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz, vuelve a los juzgados. Este lunes, a mediodía y a puerta cerrada, escuchará las acusaciones por las que va a ser juzgada: asesinato, detención ilegal y un delito contra la integridad moral de los padres. También le comunicarán que será juzgada por un jurado popular. La Fiscalía y la acusación popular solicitan la pena de prisión permanente revisable. Y hoy sabremos la petición de los padres de Gabriel, contrarios en principio a esta pena máxima por motivos ideológicos. Lo que el juez tiene claro es que Ana Julia, entonces pareja del padre de Gabriel, actuó sola y con premeditación. Lo asfixió y lo enterró en una finca de la familia y durante 13 largos días fingió que lo buscaba, hasta que acorralada, fue a desenterrarlo. La Guardia Civil lo grabó todo, incluso cómo lo maldecía en el coche camino de su casa. Allí fue detenida y desde entonces está en prisión preventiva.-Redacción-