La lluvia acaba con 1.000 hectáreas de invernaderos en Almería

Juan observa con desesperación lo que ha quedado de sus cultivos tras las fuertes tormentas. El campo almeriense ha perdido su cosecha y eso supone un futuro desalentador para el empleo de la región. Mil hectáreas de invernaderos han desaparecido en apenas unos días en una zona que podría ser declarada como catastrófica. Los agricultores de Nijar se han arruinado. Las perdidas son de veinte millones de euros, según declaraciones de Andrés Góngora, portavo de Coag Almería. La huerta de Europa ha quedado anegada por la lluvia. El paisaje es dantesco en los campos de Murcia y la comunidad valenciana, donde se han perdido dos mil hectáreas de cultivo