Madre e hija retenidas en su casa durante meses

En Alcantarilla (Murcia), nadie podía imaginar que Jesús, un comercial de 56 años, mantenía encerradas en su vivienda a su mujer, Carmen,  de 66 años, y su hija María Salud, de 30 y con una grave deficiencia psíquica. La Policía Nacional investiga ahora los hechos.  Fueron los agentes de la Policía Local los que recibieron la denuncia por parte de tres sobrinos de la madre, que aseguraban que llevaban meses sin poderse comunicar con ella.Cuando los agentes entraron en la vivienda descubrieron un lugar insalubre, lleno de basura, objetos acumulados y comida descomponiéndose. Preguntaron a Jesús por su mujer y aunque el hombre se resistía a que hablasen con ella finalmente les permitió verla: estaba muy deteriorada, excesivamente delgada y desnutrida. Según les aseguró llevaba un año sin salir a la calle, casi sin comer y sin tomar las medicinas que le habían recetado para una  enfermedad cardíaca.  Además su marido la amenazaba con un hacha y un cuchillo. El Jefe de la Policía cree que si la intervención se hubiera demorado la mujer podría haber fallecido, también  su hija.Las víctimas fueron trasladadas a un hospital por desnutrición severa. Ahora permanecen en un centro de acogida. Mientras Jesús ha quedado en libertad bajo fianza acusado de malos tratos continuados. Ahora habrá que determinar si padece algún tipo de enfermedad mental.