Y Manu visitó el Metropolitano

Con año y medio una bacteria dejó a Manu sin piernas, sin una mano  y casi sin vida,  pero a los nueve  con  su esfuerzo y siempre con una sonrisa mantiene vivo un sueño, quiere ser un gran deportista y como su equipo, el atleti, nunca dejar de creer. Su mamá subió un video a las redes entrenando con la camiseta rojiblanca y varios jugadores, entre ellos su ídolo Griezmann le invitaron a viajar a Madrid para conercerles. Fue tal su emoción que Manu dedicó al francés el famoso baile con el que celebra los goles.El momento de cruzar el Atlántico con su padre  desde Argentina para ver al Atleti...llegó. Y no puede disimular su alegría al aterrizar.Manu vivió un gran día en el estadio Metropolitano. Pudo fotografiarse con toda la plantilla, pisó el césped del imponente estadio y fue uno más en el vestuario. Tenía hasta taquilla personalizada. Volvió a aprender que con su coraje y corazón  nada podrá detenerle en la carrera de la vida.