Pamplona se blinda contra el terrorismo, el tráfico de drogas y las falsificaciones

Es el momento en el que la guardia civil se lleva a dos personas en un control a la entrada de Pamplona. Por un maletero, destino sanfermines, repleto de falsificaciones: de camisetas o zapatos. Les han incautado una plancha y unos logotipos preparados para estamparlos y presuntamente venderlos durante los sanfermines. Persecución al "top manta", pero además a los lateros o al tabaco de contrabando. Controles policiales también preparados para olisquear drogas o prevenir atentados terroristas. Máxima seguridad que comprobamos acompañando a la policía por el subsuelo de Pamplona. Pasando por debajo de Santo Domingo, Mercaderes o Estafeta. Estos días se redobla la vigilancia para verificar todos los accesos, en especial la plaza del ayuntamiento, donde se celebrará el típico multitudinario "chupinazo". Todo para impedir unas fiestas descontroladas.