Pesimismo en la negociación por el futuro de Vestas

Vestas ha comunicado el ERE a los trabajadores de su planta de Villadongos del Páramo en León y ellos se han levantado de la mesa de negociación, por ahora sin avances. Las conversaciones se retomarán la semana que viene. Mientras, los trabajadores no se cansan de denunciar que Vestas cierra tras haber recibido más de 12 millones de euros en subvenciones públicas. Su única esperanza es que llegue un inversor que se haga cargo de la fábrica.La causa de los 362 trabajadores Vestas es ya la de toda una provincia que anoche tomaba las calles de León. Una provincia que no para de perder industria y población. Más de 2000 familias dependen, directa o indirectamente, del futuro de Vestas.