El PP pretende reeditar la campaña de las banderas en los balcones

Una bandera de España luce en el balcón de una vivienda./Archivo
Una bandera de España luce en el balcón de una vivienda. / Archivo

Casado aspira a «liderar» a aquellos ciudadanos que el año pasado reaccionaron a la crisis catalana colgando de sus fachadas la enseña de España

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Llegó a la presidencia del PP con esa aspiración, la de «liderar», decía, «la España de los balcones», y Pablo Casado no ha aparcado la idea. Es más, en su entorno creen que ya está consiguiéndolo. Con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, los populares han impulsado una campaña en la que proponen colocar banderas en todas las fachadas y dar testimonio de ello en las redes sociales bajo la etiqueta «España en tu balcón». En definitiva, reeditar el movimiento con el que algunos sectores reaccionaron a la crisis catalana el año pasado.

Aunque el PP asegura que el objetivo es «quitar los tópicos» extendidos por el «nacionalismo y parte de la izquierda» sobre los símbolos nacionales, en el partido no ocultan su intención de confrontar con los independentistas. «Los símbolos son importantes y los enemigos de la igualdad de oportunidades, los enemigos de la unidad e integridad territorial de España, lo saben. Por eso se colocan lazos amarillos e insultan a nuestros jueces y fiscales y al Estado de Derecho», ha justificado el secretario general de los conservadores, Teodoro García Egea, tras el comité de dirección.

«Se pretende rememorar un movimiento espontáneo pero emocionante» José Luis Martínez-Almeida

El PP de Madrid ya emprendió la iniciativa hace tres semanas. Bautizó la iniciativa con el lema «Pon una bandera en tu balcón» y convocó un acto de reparto de enseñas en su sede de la calle Génova. «Se pretende rememorar un movimiento espontáneo pero emocionante», argumentó el 17 de septiembre el portavoz de los populares en el Ayuntamiento de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Fuentes populares descartan que la campaña pueda recrudecer la batalla por el discurso en la derecha o incluso legitimar posiciones más extremas frente a Cataluña. Insisten en que la defensa de los símbolos ha sido siempre un pilar del PP, animan al resto de partidos a sumarse y apuestan por «hacer pedagogía» sobre este asunto para «normalizar» su uso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos