El TSJC estudiará la petición de Torra de recusar a los magistrados que le juzgarán

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. /Efe
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / Efe

El alto tribunal catalán fija día y hora para el juicio por los lazos, al que el presidente de la Generalitat ha amenazado con no ir

CRISTIAN REINOBarcelona

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite la petición de recusación planteada por la defensa de Quim Torra contra dos de los tres jueces que deberán juzgar al presidente de la Generalitat en la causa abierta por desobediencia por los lazos amarillos. En un auto conocido esta mañana, el tribunal informa que ya ha comunicado a las partes que el juicio está señalado para los días 25 y 26 de septiembre, en sesiones de mañana, que comenzarán a las 9.30 en la sala de vistas de la sala civil y penal el Palacio de Justicia, ubicado en el paseo Lluis Companys de Barcelona.

Quim Torra presentó el lunes pasado un recurso con el objetivo de apartar al presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, y a la jueza Mercedes Armas, por su «absoluta falta de imparcialidad». Barrientos, que presidirá el tribunal que juzgará a Torra, «se ha pronunciado pública y publicadamente sobre aspectos que son esenciales dentro de lo que será el debate fáctico y jurídico del presente procedimiento», según el recurso presentado por los abogados de Torra. El TSJC ha decidido que mientras se resuelve la causa por recusación, Barrientos y Armas «deberán abstenerse de continuar conociendo la presente causa (la del juicio por los lazos), con suspensión de la tramitación de la misma». En el auto, el TSJC nombra instructor del incidente de recusación al magistrado Carlos Ramos.

La defensa de Torra consideró «precipitadas» las fechas fijadas para el juicio y presentó un recurso, que fue rechazado. El juicio coincidirá con la celebración del debate de política general en el Parlamento catalán, previsto para los dos mismos días. Torra ha amenazado con no acudir al juicio, pero la decisión aún no está tomada. El presidente de la Generalitat será juzgado, acusado de un delito de desobediencia por no retirar a tiempo los lazos amarillos y las pancartas a favor de los presos de la fachada del Palau de la Generalitat. Se enfrenta a una pena de inhabilitación de año y medio, según la petición de la Fiscalía. El propio Torra, en su declaración ante el juez, reconoció que desobedeció la orden de la Junta Electoral, pero que lo hizo para defender la libertad de expresión.

Noticias relacionadas