Rescatan a un belga de 17 años tras saltar desde un faro en Santoña

Un helicóptero medicalizado del Gobierno de Cantabria tuvo que evacuar ayer a un joven, de 17 años y nacionalidad belga, del faro del Caballo de Santoña. El chico presentaba un traumatismo en espalda y no podía moverse . Estaba de excursión con un grupo de menores cuando se arrojó al mar desde una pequeña plataforma situada debajo de la explanada del faro y sufrió una mala caída desde unos 12 metros de altura. Eran las 16:15 horas cuando el servicio de emergencias 112 recibió el aviso.  Ante la posibilidad de que pudiera tratarse de una lesión medular, y la complejidad del terreno no había otra manera de rescatar al chico. A la llegada del helicóptero la víctima se encontraba acompañada por los socorristas que, tras indicaciones de la tripulación de la aeronave, evacuaron a las personas que estaban en ese momento en el faro para evitar riesgos en las maniobras. Con la zona despejada descendieron hasta el herido, mediante una operación de grúa, un técnico de rescate del Gobierno y el médico de la aeronave, que le  procuraron una primera atención de urgencia, le  inmovilizaron en un colchón de vacío y le izaron en una camilla hasta el helicóptero que le trasladó  hasta el aeropuerto de Seve Ballesteros, donde esperaba una ambulancia del 061 que le trasladó hasta el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. No es la primera vez que se produce un accidente en este paraje idílico, de muy difícil acceso. Se llega caminando 3 kilómetros y descendiendo más de 700 escalones. El año pasado otro joven fue rescatado en helicóptero por haberse lesionado un hombro en uno de estos saltos, pero también han sido muchos los excusionistas rescatados por caídas, infartos y otras dolencias.-Redacción-