Rubalcaba admite que todos los gobiernos buscaron el «final dialogado» con ETA

El expresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. /R. C.
El expresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. / R. C.

El exvicepresidente del Gobierno lamenta que no fuera posible porque la banda terrorista «siempre trató de imponer sus condiciones»

EFE

El exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba ha admitido este lunes en una conferencia en Jerez que «todos» los gobiernos buscaron un «final dialogado» con ETA, algo que no fue posible porque la banda terrorista siempre trató de imponer sus condiciones.

Pérez Rubalcaba ha subrayado que los portavoces de ETA no pretendieron realmente buscar ese acuerdo, sino aprovechar esos periodos de tregua para «rearmarse».

A pesar de ello, el Estado «nunca perdió» en esa batalla «porque nunca cedió» ante las presiones de la banda terrorista, cuyo final fue consecuencia de una «persecución política, policial y judicial» que logró dejarla sin el «brazo político» que representaba Batasuna.

El exministro del Interior tiene claro que la banda prolongó durante tanto tiempo su actividad porque tenía «apoyo político y social», sobre todo en el País Vasco, heredado quizá de una corriente de «simpatía» inicial existente entre la «extrema izquierda y la izquierda española y europea», que interpretó que era un movimiento «contra el franquismo».

Ejes básicos

Sin embargo, pasado el tiempo ETA se convirtió en «el principal obstáculo» para sacar adelante la Constitución de 1978, entre otras cosas porque la banda «mataba para impedirla», ha señalado.

De hecho, Pérez Rubalcaba ha recordado que se produjeron más asesinatos después de su aprobación, en los primeros años de la democracia, que en el periodo franquista.

El exvicepresidente ha defendido los ejes básicos de la lucha antiterrorista, incidiendo en la persecución de los comandos y aparatos logísticos de la banda, la dispersión de los presos, la unidad de los partidos políticos democráticos y la cooperación de Francia.

Ahora, Pérez Rubalcaba considera necesario construir un presente de buena convivencia y ha lamentado que en el País Vasco existan todavía «movimientos preocupantes» en torno a las víctimas, que en ocasiones ven cómo quienes mataron a sus familiares son homenajeados.

Por ese motivo, entiende que es necesario que las nuevas generaciones «aprendan y conozcan» lo que ocurrió durante las últimas décadas «para poder vivir en libertad y en paz».

Alfredo Pérez Rubalcaba ha inaugurado hoy un ciclo de conferencias, organizado por el Ágora de Seguridad de la Universidad de Cádiz (UCA) y la empresa Eulen, enmarcado en el 40 aniversario de la aprobación de la Constitución Española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos