Rull salió de la cárcel sin permiso del Supremo

Dos horas y dos minutos, es lo que según la Consejería de Justicia catalana estuvo Josep Rull fuera de la cárcel el pasado sábado. Otros hablan de más de cinco horas. Era la mañana del 5 de enero, víspera de Reyes. El político mantenía un vis a vis con su familia. Su hijo de 6 años se cae, queda inconsciente y es evacuado de urgencia al hospital. El pequeño sufre una conmoción cerebral y al despertar no reconoce a su familia. Rull pide un permiso de urgencia para ir a visitarle y la cárcel lo consulta al juez de guardia, que responde que esa decisión es del Supremo, el tribunal que debe juzgar a Rull. La directora de la  cárcel  autoriza a Rull, escoltado en todo momento, ir a ver al niño al hospital. Se acoge al artículo 161.4 del reglamento penitenciario, que permite hacerlo a los directores de prisiones, pero no en el caso de presos preventivos. El Supremo estudia ahora si la decisión de la directora de Lledoners fue la correcta.-Redacción-