153 inmigrantes saltan la valla de Ceuta para entrar en España

Imagen de la doble valla de Ceuta que este viernes han saltado 153 migrantes. / EP

En lo que va de año, más de 18.000 sin papeles han llegado al país, uno de cada cinco por vía terrestre

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Un año después, la historia se repite en Ceuta. Hasta 153 subsaharianos lograron acceder este jueves a la ciudad autónoma en el primer salto masivo de su valla fronteriza en estos últimos doce meses. Los inmigrantes aprovecharon la niebla que cubría la zona a primera hora para evitar ser detectados por las cámaras de calor con las que España vigila el perímetro limítrofe con Marruecos. Cruzaron a través del espigón de Benzú y, ya en territorio español, recorrieron cuatro kilómetros hasta llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Fuentes de la Guardia Civil aseguraron que en el salto resultaron heridos once agentes, aparte de las decenas de inmigrantes que sufrieron lesiones de distinta consideración al tratar de superar las concertinas. Todos los guardias presentaban «contusiones leves» y uno de ellos fue alcanzado con «algún tipo de líquido abrasivo» en los ojos, según precisaron desde el Instituto de Gestión Sanitaria.

Esta misma semana, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, volvió a insistir en que el Gobierno retirará las concertinas de la valla, como tarde, a final de año. Sin embargo, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncian que sigue haciendo falta más personal y más medios para poder contener saltos como el de ayer. «Entran con total impunidad porque saben que al otro lado van a encontrar a un puñado de guardias civiles sin ningún tipo de material antidisturbios», insisten.

Los líderes del PP, Ciudadanos y Vox expresaron a través de las redes sociales su apoyo a los agentes heridos. El presidente de la formación ultraderechista, Santiago Abascal, fue más allá al asegurar que el asalto masivo demuestra el «efecto llamada» que niega la izquierda y exigir la expulsión inmediata de los 153 subsaharianos. «De efecto llamada, nada», zanjó la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

En lo que va de año, más de 18.396 inmigrantes han llegado a España de forma irregular, un 43,3% menos que en el mismo periodo de 2018, cuando lo hicieron un total de 32.451. En concreto, 3.427 migrantes -uno de cada cinco- han entrado por tierra, saltando las vallas fronterizas con Marruecos o en los bajos de camiones, entre otras modalidades.

Más información