Semana Santa pasada por agua en el Levante

Se cumplieron las previsiones y las lluvias se extienden por el Mediterráneo alcanzando uno de los destinos vacacionales por excelencia: la costa levantina. De un día para otro en Levante han tenido que cambiar el bañador por el paraguas y no parece que vaya a pasar pronto. La imagen que nos encontramos en muchas zonas de costa es bien distinta a la que teníamos hace solo unos días y que esperaban tener miles de turistas en plenas vacaciones. Las playas de Málaga han amanecido así, desiertas. Chiringuitos bajo un cielo gris con apenas clientes. Tampoco han podido disfrutar de la playa en Barcelona, con lloviznas y bajas temperaturas. De momento el bañador se queda esta Semana Santa en la maleta y lo peor está por llegar.-Redacción-