El TSJC aplaza el juicio contra Torra al 18 de noviembre

El TSJC aplaza el juicio contra Torra al 18 de noviembre

El magistrado alega imposibilidad material de tramitar cumplidamente la recusación presentada por el presidente de la Generalitat con los jueces que le juzgarán

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya no tendrá que deshojar la margarita la semana que viene para decidir si acude al juicio por los lazos amarillos o si participa en el debate de política general en el Parlamento catalán. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anunciado esta mañana que suspende la vista prevista para los días 25 y 26 de septiembre y aplaza la vista oral para el 18 de noviembre en sesión de mañana y tarde. La razón que ha alegado el tribunal para postponer el juicio es la «imposibilidad material de tramitar cumplidamente la recusación presentada por el acusado contra dos magistrados del tribunal». «Resulta materialmente imposible que la Sala que debe resolver las recusaciones presentadas sea convocada y pueda resolver el incidente antes del próximo día 25 de septiembre», según señala el letrado de la administración de justicia de la Sala Civil y Penal del TSJC.

Torra había diseñado una estrategia de dilación de su causa penal y de momento se ha salido con la suya. Hace una semana, el TSJC admitió a trámite la petición de recusación planteada por la defensa de Quim Torra contra dos de los tres jueces que deberán juzgar al presidente de la Generalitat. Quim Torra trata de apartar al presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, y a la jueza Mercedes Armas, por su «absoluta falta de imparcialidad». Barrientos, que presidirá el tribunal que juzgará a Torra, «se ha pronunciado pública y publicadamente sobre aspectos que son esenciales dentro de lo que será el debate fáctico y jurídico del presente procedimiento», según el recurso presentado por los abogados de Torra. El TSJC decidió que mientras se resuelve la causa por recusación, Barrientos y Armas «deberán abstenerse de continuar conociendo la presente causa, con suspensión de la tramitación de la misma. Poco después, Torra presentó también recurso de recusación contra el juez instructor nombrado por el TSJC para el incidente de recusación, el magistrado Carlos Ramos.

Torra había amagado varias veces con no acudir al juicio, con el argumento de que no podía fallar su asistencia al debate de política general, el pleno más importante del año en la Cámara catalana. Ahora, está por ver si el 18 de noviembre mantiene su negativa a sentarse en el banquillo. El presidente de la Generalitat está acusado de desobediencia por no haber retirado a tiempo la pancarta a favor de los presos con el lazo amarillo de la fachada del Palau de la Generalitat.