600 mil turistas atrapados por la quiebra de Thomas Cook

Se han quedado atrapados en el final de sus vacaciones. Un grupo de turistas británicos se han visto retenidos en su hotel de Túnez.  El dueño ha llegado a cerrar las puertas del complejo . Les obliga a pagar 2.500 libras extra para dejarles ir al aeropuerto, ante el temor de no cobrar por la quiebra de la mayorista Thomas Cook. Es sólo una de las dramáticas situaciones que se repiten en medio mundo.El colapso del gigante de viajes ha pillado a 600 mil turistas en medio de sus vacaciones. 150 mil son británicos. Las autoridades de Reino Unido ya trabajan en un plan de rescate a gran escala. En España, Canarias y Baleares son dos de los destinos preferentes de la compañía y se temen consecuencias desastrosas. Los responsables de la empresa han intentado hasta el último minuto conseguir los más de 200 millones de euros que les salvaran de la quiebra, sin éxito.  Ahora el drama se cierne sobre sus 20 mil empleados