El Parque Nacional de Picos de Europa destina 180.000 euros al Lago Andara

Pozo de Andara (Cillorigo de Liébana) /
Pozo de Andara (Cillorigo de Liébana)

También se han aprobado partidas para conservación de infraestructuras y la impermeabilización del Centro de Visitantes de Sotama

EFE

El presupuesto del Parque Nacional de Picos de Europa incluirá en 2015 una partida de algo más de 180.000 euros para avanzar en los trabajos de recuperación del Lago de Andara, situado en la vertiente cántabra de este espacio natural.

Lo ha anunciado la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural en funciones, Blanca Martínez, en su visita a los Puertos de Áliva para comprobar sobre el terreno la oportunidad de los proyectos de reubicación de infraestructuras ganaderas y de reparación de las balsas de decantación de las escombreras mineras que habrán de recibir luz verde del patronato, ha informado hoy el Gobierno en una nota .

Este dinero se suma a los 150.000 euros que el patronato aprobó el año pasado para la realización de sondeos en el entorno del pozo para determinar si es viable la recuperación de este antiguo lago de origen glaciar que quedó reducido a una charca después de que una voladura accidental en una explotación minera adyacente provocase la filtración del agua por las galerías. La Universidad de Oviedo realizó un estudio en el que indicaba que la recuperación de este lago es posible

Según Martínez, la rehabilitación del lago "potenciará aún más" el atractivo de Picos para los visitantes y contribuirá, ha dicho, a materializar "una de las obsesiones de este Gobierno, como ha sido aliarse con la biodiversidad para avanzar en el desarrollo de áreas rurales y crear nuevas oportunidades de generar rentas a la población".

Además ha avanzado otras actuaciones que se acometerán en la vertiente de Cantabria como la conservación de infraestructuras o la impermeabilización del Centro de Visitantes de Sotama.

"Picos no debe frenar su progresión", ha subrayado Martínez, que cree que es necesario acometer a corto plazo la construcción de un aparcamiento de regulación en Espinama y la adaptación del centro de Sotama a las personas con discapacidad.

Todo ello, ha añadido, sin olvidar la remodelación del Desfiladero de la Hermida, la conclusión del Plan Rector de Uso y Gestión, y la necesidad de establecer mecanismos, económicos y normativos que permitan consolidar las actividades tradicionales.

La consejera considera "una obligación" reconocer la importancia de los habitantes del parque porque, a su juicio, gracias a ellos y a sus usos los espacios naturales han llegado tal y como son a nuestros días.

"En vez de agradecérselo, incluso ha habido veces que daba la impresión de que se les castigaba al ralentizarse la solución a los problemas que planteaban. Pues bien, ha llegado la hora de reparar ese error. No cabe el desahucio ambiental en el siglo XXI", ha afirmado.

En su opinión, la declaración de interés general de todos los accesos a los parques nacionales va a suponer "un impulso definitivo para garantizar del todo los núcleos tradicionales". Y cree que a ese objetivo también contribuirá la nueva Ley de Parques o la recuperación por parte del Ministerio de las ayudas a las áreas de influencia socioeconómica de los municipios de los parques nacionales.

Martínez ha destacado que, hasta ahora, era Cantabria la única que aportaba esta línea de financiación con recursos propios, ya que Castilla y Asturias desistieron. Entre otras actuaciones, esas ayudas han permitido en 2014 sacar adelante el soterramiento de líneas eléctricas en Tresviso; la rehabilitación de un antiguo edificio para uso cultural en Pembes, o la mejora de infraestructuras rurales en las pedanías de Cillorigo, Espinama, Mogrovejo, o Bedoya.