Una ganadera pierde once ovejas por ataque de lobos en Rionansa

  • Los cánidos han acabado con un centenar de ejemplares del rebaño de Marta Fernández y José Manuel Recio en los últimos tres años

La explotación ganadera de Marta Fernández, situada en Rioseco (Rionansa), ha sido objetivo de varios ataques de lobos durante los últimos días que han supuesto la pérdida de once de sus 60 ovejas. "Esto es un sinvivir. ¿Quieren lobos? Que los tengas ellos", reflexiona José Manuel ‘Chepes’ Recio, marido de la propietaria, quien explica que ya ha denunciado lo ocurrido ante los guardas para, en un futuro, poder reclamar las ayudas del Gobierno regional.

De momento, sólo han aparecido cinco de las once ovejas, una de ellas completamente malherida, pero cuenta con que las otras seis aparezcan muertas antes o después. ‘Chepes’ alerta del "malestar" y la "preocupación" que existe en el sector por la proliferación de la cánidos en la comarca. "Los lobos no pacen y ahí están", lamenta mientras recuerda que en los últimos tres años ya ha perdido a más de un centenar de ovejas.

Sólo el pasado verano fueron 58 de una tacada. Pese a que tiene dos mastines para proteger al ganado, cree que dos lobos los entretienen mientras otro aprovecha para atacar a las ovejas. El ataque a la explotación de Marta y ‘Chepes’ no es el único en la zona. Ni el último. Ganaderos de los municipios de Tudanca y Polaciones mostraron también a principios de mes su preocupación por los constantes ataques de lobos que vienen sufriendo sus rebaños, el último de ellos producido el 24 de febrero cuando una manada mató a un potro de 15 meses propiedad del ganadero local Abel Gómez.

Según explicó el alcalde de Tudanca, Manuel Grande, el ataque se produjo por la noche en las inmediaciones de Vao la Reina, en el monte Cestera, a escasos cinco kilómetros del pueblo. Asimismo, en el municipio de Camaleño, en terrenos del Parque Nacional de Picos de Europa, los lobos volvieron a atacar el ganado de Diego Rodríguez, de la localidad de Tanarrio, que se encontró a siete ovejas muertas en la Cuesta de Taranos, donde se encontraban pastando.

‘Chepes’ recuerda que los ganaderos ya plantearon pedir a Medio Rural que autorice batidas para poner fin a esta situación y que se ejecuten de forma inmediata controles poblacionales durante un reciente encuentro en Tudanca.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate