PP y PRC de Cabezón de la Sal defienden la gestión económica realizada en la pasada legislatura

La popular Esther Merino, exalcaldesa, acusa a la actual regidora, Isabel Fernández (PSOE), de "mentir y tergiversar la realidad" para desviar la atención de su "ineptitud"

LUCÍA ALCOLEAcabezón de la sal

PP y PRC de Cabezón de la Sal, que en la anterior legislatura gobernaron en coalición, salieron ayer al paso del anuncio realizado por la actual alcaldesa, la socialista Isabel Fernández, que dijo que el Tribunal de Cuentas investiga la contabilidad municipal por presuntas irregularidades cometidas en los años 2013 y 2014, en concreto gastos extrapresupuestarios cifrados en 1.690.000 euros.

Esther Merino, portavoz del PP, indicó ayer que "la alcaldesa miente y tergiversa la realidad para seguir dando bombo y platillo a lo que no se sostiene, con el fin de desacreditar la gestión municipal realizada en el Ayuntamiento en la legislatura 2011-2015 por el equipo de gobierno (PP-PRC) y así desviar la atención de su inoperancia, ineptitud, falta de talente y responsabilidad política en la gestión municipal durante estos dos últimos años".

Merino considera que "la primera falsedad es afirmar que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción haya solicitado a intervención realizar informe alguno, pues preguntada a la interventora responsable del departamento ha dicho que no tiene constancia de ello", algo que, según indica, se repite en el caso del Tribunal de Cuentas, que tampoco está "investigando nada", simplemente, añade, "se ha tenido que seguir con el procedimiento administrativo habitual ante esta situación, que es el la propuesta de un delegado instructor y esto es lo que se comunica al Ayuntamiento".

"Sin escrúpulos"

De esta manera, considera la exalcaldesa, "queda en evidencia que Isabel Fernández miente una y otra vez, sin tener escrúpulos en mencionar y poner en entredicho la labor del personal municipal, buscado de manera premeditada el descrédito tanto político como personal hacia el equipo de gobierno anterior y hacia mi persona".

En términos similares se manifestó ayer el portavoz del Partido Regionalista y primer teniente alcalde, Víctor Manuel Reinoso, que insistió a través de una nota de prensa en que "la gestión realizada durante los años 2013 y 1014 en el Ayuntamiento, bajo la Alcaldía del PP y el PRC, fue correcta y buena, y no se produjo ningún tipo de irregularidad".

El regionalista explicó de nuevo que "los requerimientos del Tribunal de Cuentas hacen referencia al contrato de la recogida de basuras, por un importe de 1.600.000 euros, con una duración de ocho años y que se sacó a concurso a través de MARE, así como a otros reparos por un importe de 90.000 euros, que ya han sido aclarados más veces", repitió. Reinoso recalcó que "los técnicos y personal municipal realizan una gran labor" y en que "no existen irregularidades" en la gestión, por lo que "tenemos la conciencia muy tranquila y estamos satisfechos del trabajo realizado".

Por otra parte, Merino criticó la gestión realizada por Fernández, cuyo mandato concluirá en mayo en virtud del acuerdo de gobierno firmado con el PRC, que asumirá ahora la Alcaldía, y recordó a la actual regidora que, entre otras cosas, deberá dar respuesta en el juzgado a "por qué ha pagado los honorarios de su abogada particular ante el expediente de expropiaciones que no se realizaron, con fondos del ayuntamiento" o aclarar "la utilización del cargo de alcaldesa para incumplir ordenanzas municipales como la relativa a la poda de árboles".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos