Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑES y sin publicidad intrusiva

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

No todo es turquesa

Una surfista, una roca a doscientos metros de la costa y un tiburón hembra. Con estos tres elementos el director catalán Jaume Collet-Serra sigue labrándose un nombre en Hollywood, tras un nuevo éxito en taquilla

Blake Lively, en una escena de 'Infierno azul'./
Blake Lively, en una escena de 'Infierno azul'.
ROBERTO GONZÁLEZ

El realizador catalán afincado en Hollywood Jaume Collet-Serra continúa a lo suyo: realizar películas comerciales al estilo norteamericano, que generalmente rinden en taquilla. Tras rodar tres thrillers con Liam Neeson el cineasta vuelve en cierto modo a sus orígenes con una película más centrada en el terror y el suspense aunque su ambientación difiere mucho de la de 'La casa de cera' o 'La huérfana'. 'Infierno azul' pertenece al subgénero de horror submarino que tiene en 'Tiburón' de Steven Spielberg su más célebre exponente. De hecho algunos comentaristas la han definido como un cruce entre aquel filme y '127 horas'.

Ficha técnica

País y año. Estados Unidos (2016).
Director. Jaume Collet-Serra.
Reparto. Blake Lively, Óscar Jaenada, Brett Cullen, Sedona Legge.
Duración. 87 minutos.
Web. sonypicturesreleasing.es

La jugada le ha vuelto a salir redonda porque ya ha recaudado más de 48 millones de dólares a partir de un presupuesto de 17 millones. Durante su primer fin de semana quedó la cuarta en la taquilla estadounidense. Además la mayoría de la crítica la ha recibido con elogios, aunque hay quien simplemente la defiende como una especie de versión más cara de un divertido filme de serie b. Criaturas marinas aparte, la historia tiene una clara protagonista, Blake Lively. La actriz de 'Gossip Girl' encarna aquí a una surfista que acude a una playa aislada tras la muerte de su madre, que solía practicar el mismo deporte en ese lugar. Durante sus ejercicios sufre el ataque de un gran tiburón blanco y queda atrapada a apenas doscientos metros de la costa. Para sobrevivir deberá poner a prueba su fortaleza y hacer uso de todo su ingenio.

Catalán en Los Ángeles

Con dieciocho años Collet-Serra se trasladó a Los Ángeles decidido a convertirse en director de cine. Empezó a trabajar como montador y realizador de videoclips hasta que debutó con 'La casa de cera' con el apoyo del mítico productor Joel Silver. En 2009 dio la campanada con 'La huérfana', un gran éxito de taquilla. Desde entonces parece haber cogido el pulso de lo que le gusta al gran público: acción, suspense y algún que otro giro de guion inesperado.

Todo un reto

"Esta película te atrapa a un nivel muy primario", afirma la joven actriz. "Trata sobre la fuerza para sobrevivir, la fuerza de voluntad. Cuando leí el guion, pensé: '¿Qué haría yo en esa situación?', Nancy lucha por sobrevivir de una forma verdaderamente increíble". Para Collet-Serra el filme suponía un desafío porque "incluía un gran número de factores: una sola localización, agua, animales... y un personaje generado por ordenador. Cualquiera de estos elementos por separado ya constituye un reto, así que tenerlos juntos en una sola película la hacía muy interesante".

La localización principal era casi tan importante como la chica y el escualo. Se eligió la isla de Lord Howe, a unas 600 millas al este de Sidney, un lugar protegido por la Unesco en el que habitan plantas y animales que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Por motivos de seguridad el gran tiburón blanco fue creado enteramente de manera digital. Son una especie en peligro de extinción, que no sobrevive bien en cautividad y además sus reacciones podrían ser impredecibles. De este modo se creó por ordenador un tiburón hembra, que resultan más amenazantes por su tamaño y actitud protectora. Por el contrario se empleó otro animal real: una gaviota adiestrada que acaba haciendo buenas migas con la protagonista.