Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede a todo el contenido de EL DIARIO MONTAÑES y sin publicidad intrusiva

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

¿La última misión de Hopkins?

Un agente del FBI y su compañera reclutan en 'Premonición' la ayuda de un analista civil huraño y retirado para que los ayude a resolver una serie de extraños asesinatos

Colin Farrell y Anthony Hopkins, en una escena de 'Premonición'./
Colin Farrell y Anthony Hopkins, en una escena de 'Premonición'.
ROBERTO GONZÁLEZ

Ficha técnica

País y año. Estados Unidos (2016).
Director. Afonso Poyart.
Reparto. Anthony Hopkins, Colin Farrell, Jeffrey Dean Morgan, Abbie Cornish.
Duración. 101 minutos.
Web. www.eonefilms.es.

El veterano Anthony Hopkins lleva un tiempo sin participar en una cinta a la altura de su talento. Generalmente se conforma con ser la cuota 'experimentada' en productos de acción comercial como 'Thor' o en descacharrantes superproducciones como 'Noe'. Ahora se une a Colin Farrell en un thriller, género al que se le asocia desde 'El silencio de los corderos'. Esta vez la cosa va de un agente del FBI y su compañera -interpretados respectivamente por Jeffrey Dean Morgan ('Anatomía de Grey', 'The Walking Dead') y Abbie Cornish ('Sucker Punch')- que reclutan la ayuda de un analista civil huraño y retirado (Hopkins) para que los ayude a resolver una serie de extraños asesinatos. El sujeto tiene tales dotes de clarividencia que incluso tiene visiones sumamente vívidas de lo que va a ocurrir. Sin embargo ni siquiera eso será suficiente para hacer frente al audaz asesino (Farrell).

Tras las cámaras se encuentra el ignoto realizador brasileño Afonso Poyart, que sólo ha firmado otra película ('2 conejos'). "No tiene la atmósfera que podría esperar la gente, puesto que no se trata del crimen, sino de los personajes que resuelven el crimen. Quería que el estilo visual fuera diferente, crudo, pero hermoso e impresionista, no pulido ni frío. Está probablemente en la línea de 'Seven' en ese sentido. La trama y los personajes son tan fuertes y emocionales que quería que la acción y la historia armonizaran visualmente para reflejarlo y que estuviera basada en la realidad, que fuera gráfica y emocional", expresa el realizador. Por su parte Hopkins y Farrell se llevaron estupendamente durante el rodaje ya que, según ellos, ambos son igual de obsesivos a la hora de documentarse para interpretar a un personaje.