Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

'El beso mortal'

La mezcla de violencia, ritmo desquiciado y ambivalencia de los personajes que imprime el director Robert Aldrich supone una vuelta de tuerca a los clichés del cine negro

Gaby Rodgers en 'El beso mortal' (1955)./
Gaby Rodgers en 'El beso mortal' (1955).
Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONA

«Primero encuentras un hilo. Ese hilo te lleva a un cordón, ese cordón te lleva a una soga…y con esa soga te cuelgan del cuello». Es un filme duro, áspero, oscuro. El suyo sí fue una vuelta de tuerca al noir. Robert Aldrich, nada más firmar su excelente 'Apache' (1954) y 'Veracruz' (1954), impuso su personalidad de cineastas con 'Kiss Me Deadly' (El beso mortal), antes de rematar la faena con la curiosa 'The Big Knife' (El gran cuchillo), ambas de 1955.