Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 2 meses gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Mayo del 68 a través del cine

Desde la reivindicativa fecha, multitud de cineastas -como Bernardo Bertolucci o Louis Malle- se han empeñado en retratarnos la atmosfera de aquellas semanas a partir de diversos puntos de vista

Eva Green en la película 'Soñadores' de Bernardo Bertoluci (2003). /
Eva Green en la película 'Soñadores' de Bernardo Bertoluci (2003).
Boquerini .
BOQUERINI .

Hace ahora 50 años las calles de París eran un campo de batalla. Aquella revolución de mayo de 1968 marcó una época y condicionó todos los movimientos sociales posteriores en todo occidente. Realmente el 68 fue un año inolvidable. Durante sus 365 días se inciaron -y finalizaron- la protestas contra la guerra de Vietnam, murieron asesinados Marin Luther King y Edward Kennedy, tuvo lugar la Primavera de Praga, la olimpiada de México y su sangrienta represión, las revueltas de Berkeley… En medio de aquella 'Explosión 68' (por usar el feliz título de un mítico programa de radio de la época) sobresalió el mayo francés que convulsionó a la sociedad gala. Pero ¿y el cine? ¿Cómo reflejó en su momento aquella revolución urbana, y cómo la ha mostrado posteriormente?

Especial

Al igual que las luchas callejeras en el barrio latino, las películas que se hicieron sobre lo que estaba pasando en París, era cine de guerrilla. Pequeñas películas documentales muy militantes, muchas de ellas colectivas y anónimas, que buscaban dejar constancia de la realidad del momento. Sin embargo posteriormente el cine parece que se olvidó del mayo francés. Muy escasas películas hablan de aquel momento y casi todas desde perspectivas colaterales o desde la retaguardia.

Cineasta clave de la revolución callejera Jean-Luc Godard

En los días del mayo 68 se crean diferentes grupos para filmar las huelgas de los obreros y las luchas estudiantiles en las calles: Los Grupos Medvedkin que filman lo que denominan 'películas obreras militantes', ARC y el colectivo Dziga Vertov, bombre en homenaje al documentalista revolucionario ruso, en el que se integra Jean-LucGodard, que considera el cine como 'una herramienta de trabajo'. En palabras de Godard 'no es decir, yo, cineasta, voy a realizar películas políticas, sino, por el contrario, voy a realizar políticamente películas políticas'

Precisamente será Jean-Luc Godard el cineasta clave en los días de lucha y revolución callejera. El director contaba con un precedente, 'Lejos de Vietnam' (1967), documental colectivo contra la intervención estadounidense en Vietnam, en el que también participaban Claude Lelouch, Agnès Varda, Chris Marker, Alain Resnais, Joris Ivens y William Klein, que se estrenó en la capital francesa coincidiendo con las primeras manifestaciones de mayo. Godard incorporó un progresivo radicalismo político que cristalizó en dos largometrajes, 'La Chinoise' y 'Week End', preludio de su incorporación al movimiento maoísta. Tras el estreno de estas, ambas en 1967, y después de divorciarse de Anna Karina y casarse con la entonces estudiante anarquista Anne Wiazemsky, Godard decide poner su cine al servicio del movimiento revolucionario que eclosionaba con el Mayo francés y, adherido a la ideología maoísta, abandonó sus métodos de trabajo anteriores.

Documentando huelgas en fábricas y manifestaciones en las calles, Godard se une a otros colegas como Chris Marker, Philippe Garrel, Jean-Denis Bonan, Gérard Fromanger, Jean-Pierre Gorin, Jacques Loiseleux, Jackie Raynal o Alain Resnais para filmarlos 'Cinétracts', 41 cortos documentales sin sonido que duran entre 2 y 4 minutos y que reflejan la lucha revolucionaria en torno al mayo del 68.

Fotograma de 'La Chinoise' (1967)
Fotograma de 'La Chinoise' (1967)

Cine al margen de la industria Chris Marker y Philippe Garrel

Desde 1967 (y hasta 1976), Chris Marker era un miembro de SLON («Sociedad para el Lanzamiento de Obras Nuevas»), uno de los varios grupos que surgieron en los años en que los cineastas, militantes y otros se reunieron para hacer cine al margen de la industria. Fruto de esta experiencia es el documental 'À bientôt, j'espère', sobre la huelga en una fábrica textil que ayudó a sentar las bases de las protestas revolucionarias de Mayo del 68 Durante los sucesos de mayo filma minicortos como 'Rhodia 4x8' o 'Classe de lutte', el primer filme realizado bajo la bandera del Grupo Medvedkine que sigue la creación de una sección sindical de la CGT en una fábrica de relojería en Besançon, el pueblo donde se fabrican los relojes franceses.

El director de cine Philippe Garrel.
El director de cine Philippe Garrel.

Philippe Garrel filma durante aquellos días, a pie de calle junto a estudiantes anónimos, 'Actua 1', que recoge las luchas callejeras. El cineasta volverá a aquellos días en 2005 con 'Los amantes habituales', un largometraje convencional sobre un joven poeta que participa en las revueltas de Mayo, en París. Entre la bruma y la confusión, ve a una bella joven a la que conocerá, un año después, en una fiesta en casa de un amigo. Entre ellos nacerá un amor intenso y tierno que hará revivir la ilusión tras el desencanto de la revolución perdida.

Desde la retaguardia Bertolucci, Malle y Assayas

Las películas más famosas del mayo francés son las que narran historias desde la retaguardia. Sin duda la mas famosa es 'Soñadores', filmada por Bernardo Bertolucci en 2004, en torno a tres jóvenes que, mientras las calles arden en manifestaciones y protestas, se prueban a sí mismos refugiados en un piso de París, sin contacto con las luchas callejeras, experimentando emociones y sexualidad en una serie de juegos psicológicos cada vez más extremos y absorbentes.

En 1989 Louis Malle filma 'Milou en mayo', la historia de una familia que en mayo del 68 y desde una granja de la campiña francesa, discuten por una herencia mientras los lejanos acontecimientos de París les sirve de telón de fondo mostrando como la revuelta social va creciendo en paralelo a las mezquindades de la propia familia.

Lola Créton y Clément Métayer en 'Después de mayo' (2012).
Lola Créton y Clément Métayer en 'Después de mayo' (2012).

En 2012 Oliver Assayas rueda 'Después de mayo', una mirada nostálgica a la juventud francesa de los primeros años 70, la posterior a mayo del 68, que narra la historia de un joven de dieciocho años que emerge del fracaso de ciertos elementos del mayo francés para ahondar en un camino propio tras el desencanto y el fin precipitado de cierta inocencia política, ética, cultural y social.

Aunque la utopías del mayo no se pudieron llevar a la práctica, el cine que vino después, está todo marcado por una libertad social e individual que surgió del Mayo francés.

Más 'Lecciones de cine'