Natalie Wood, una vida marcada por la tragedia

Se cumplen 80 años del nacimiento de la que fuera niña prodigio, referente adolescente y, posteriormente, estrella de Hollywood

La actriz Natalie Wood durante una sesión de fotos./
La actriz Natalie Wood durante una sesión de fotos.
Boquerini .
BOQUERINI .

La leyenda dice que cuando la madre de Natalie Wood (San Francisco 1938 – Isla de Catalina, Los Angeles, 1981) estaba embarazada, una adivina le leyó la mano y le hizo dos predicciones. La primera, que sería niña y que iba a ser una gran estrella. La segunda, que tuviera mucho cuidado con las aguas oscuras. Ambas se acabaron cumpliendo. Lo del agua causó tanto pavor en la familia, que Natalie nunca aprendió a nadar.

Empujada por su madre, bailarina que nunca tuvo el éxito deseado, Natalie Wood se convirtió pronto en una estrella de cine infantil, que intervino en numerosas películas tras su debut en 1943 con 'Happy Land', dirigida por Irving Pichel. Tras aparecer en diferentes películas llega su consagración como actriz infantil y niña prodigio con 'De ilusión también se vive', dirigida en 1947 por George Seaton.

Cuidando siempre el tipo de personajes para alejarse de los típicos productos infantiles de Hollywood, también en 1947 hace 'El fantasma y la señora Muir', de Joseph L. Mankiewicz. En 1950 hace 'Vida de mi vida' de Daniel Miller y 'Amarga sombra', de Rudolph Mate, y en 1952 'La estrella', de Stuart Heisler, otro de sus grandes éxitos como estrella infantil.

Mito generacional

Combinando su calidad como actriz y su consagración como estrella, apoyándose en su físico, en su capacidad expresiva y en la eficacia de sus actuaciones Natalie logra una suave y brillante transición de estrella infantil a ídolo adolescente y mito generacional.

En 1955 se convierte en mito juvenil con 'Rebelde sin causa', que hace junto a James Dean, dirigida por Nicholas Ray, una película que marcaría a toda una generación. 'Colinas ardientes' (1956), 'Cenizas bajo el sol' (1958), 'El potentado' (1959) y 'Los jóvenes caníbales' (1960) la convierten en la imagen de la adolescente rebelde, con películas muy representativas de su generación, en el momento en que hace eclosión.

Natalie Wood en 'Esplendor en la hierba' (1961).
Natalie Wood en 'Esplendor en la hierba' (1961).

Todo ello le lleva a 1961, año en que hace dos de las grandes obras maestras del cine, 'Esplendor en la hierba', de la mano de Elia Kazan, junto a Warren Beatty y 'West Side Sory', de Jerome Robbins y Robert Wise. En esta última interpretaba el papel principal de María. Ya que Wood tenía una bonita voz, fue ella quien cantó todas sus canciones. Sin embargo, finalmente fue doblada por una cantante profesional, lo que le ocasionó una gran decepción. Y en 1956 otra obra maestra, 'Centauros del desierto', un western a las órdenes de John Ford.

En estos años, en el apogeo de su carrera cinematográfica, a Natalie Wood se la consideró la actriz más popular de Hollywood junto con Elizabeth Taylor. Tras 'La reina del vaudeville' (1962), se pone a las órdenes de Robert Mulligan en 'Amores con un extraño'. Es un periodo de extraordinaria calidad y fertilidad como actriz, siendo nominada al Oscar por 'Rebelde sin causa', por 'Esplendor en la hierba' y por 'Amores con un extraño'. Además se convierte en una de las pioneras de la televisión, protagonizando adaptaciones televisivas como 'La gata sobre el tejado de zinc caliente' o 'De aquí a la eternidad' por la que logra el Globo de Oro.

Los años 60 prosiguen para la actriz con un amplio repertorio de personajes, moviéndose con soltura por muy diferentes géneros: 'La pícara soltera' (1964), 'La carrera del siglo' y 'La rebelde' (1965), 'Propiedad condenada' y 'Penélope' (1967) o 'Bob, Carol, Ted y Alice' (1969). Con los años 70 su carrera se espacia: 'Un detective curioso' (1974), 'Meteoro' (1979), 'La última pareja' y 'Una almohada para tres' (1980)...

Natalie Wood y Robert Wagner en 'El asunto' (1973)
Natalie Wood y Robert Wagner en 'El asunto' (1973)

Trágica muerte

Natalie Wood estuvo casada dos veces con el actor Robert Wagner, con el que mantuvo una relación de amor y odio. Los dos estuvieron siempre en el punto de mira de la prensa y del público, lo que no contribuyó a la relación. Además mantuvo un notorio romance con el actor Warren Beatty.

Su última película fue 'Proyecto Brainstorn', una historia de ciencia ficción coprotagonizada por Robert Wagner y Christopher Walken, amigo de la pareja. El último día de filmación se celebra la fiesta de fin de rodaje, tras la cual, Wood, Wagner y Walken se trasladan al Splendor, el yate de la actriz llamado así en homenaje a 'Esplendor en la hierba', que en aquel momento no tenía más personal a bordo que el capitán, fondeado frente a la isla de Catalina, cerca de Los Ángeles.

Era el 29 de noviembre de 1981 cuando cayó de noche al agua desde la cubierta, sin que nadie se apercibiese de ello. Fue una extraña muerte: se ahogó, pero la causa está envuelta en un misterio. En su momento se dijo que estaba bajo la influencia del alcohol y las drogas o que quizás se lanzó adrede cometiendo suicidio ya que le tenía fobia al mar y ni sabía nadar. El caso se cerró como un 'accidente', pero en 2011 se reabrió la investigación. Se sospecha que fue Robert Wagner quien empujó a Wood al agua, bien voluntariamente o accidentalmente, tras una fuerte discusión, sin poder probarse nada.

El pasado año se volvió a abrir la investigación. La causa de la muerte sigue siendo ahogamiento, pero ya no por accidente, sino por causas desconocidas. Además, se revelaron moratones en el cuerpo que no aparecían originalmente. Parecía una víctima de maltrato, opinan los forenses. Quien lo sabe todo, Christopher Walken, calla. Hace dos años en Sitges se le volvió a preguntar por el tema sin obtener respuesta.

Tres clásicos de Natalie Wood
James Dean y Natalie Wood en una escena de 'Rebelde sin causa' (1955).
James Dean y Natalie Wood en una escena de 'Rebelde sin causa' (1955).
Nicholas Ray, 1955

'Rebelde sin causa'

Película emblemática de la generación del rock and roll con personajes rebeldes, atormentados y complejos.

Elia Kazan, 1961

'Esplendor en la hierba'

Una visión de la América de la gran depresión con una Nathalie Wood que enloquece por amor.

Natalie Wood en 'West SIde Story' (1961)
Natalie Wood en 'West SIde Story' (1961)
Robert Wise y Jerome Robbins, 1961

'West Side Story'

Un 'Romeo y Julieta' musical en el Este de Nueva York . Una joya del cine musical.

Más 'Lecciones de cine'