Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 2 meses gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

'Spin off', el triunfo de los personajes secundarios

El estreno de 'Han Solo: Una historia de Star Wars' es la última apuesta por la diversificación de tramas de la saga

Alden Ehrenreich en 'Han Solo: Una historia de Star Wars' (2018)./
Alden Ehrenreich en 'Han Solo: Una historia de Star Wars' (2018).
Borja Crespo
BORJA CRESPO

'Han Solo' busca arrasar en la taquilla este fin de semana, manteniendo encendido el fuego de 'Star Wars', una franquicia hábilmente auspiciada por Disney desde que George Lucas se quitase el muerto de encima vendiéndola por una cantidad exorbitante. Las posibilidades de sacar rendimiento a la marca prometen ser inabarcables.

El furor nostálgico no cesa, funcionado la repetición sin mesura, creativamente hablando. Una máquina de hacer dinero a espuertas que se sirve del medio audiovisual para lanzar nuevos personajes que suponen nuevas figuras que vender en las tiendas, nutriendo el merchandising que genera pingües beneficios que añadir, junto al salto a otros formatos. Dentro del plan de explotar al máximo el fenómeno, además de volver a impulsar la saga cinematográfica, la gallina de los huevos de oro, alguna mente avispada decidió apostar por los spin-offs, una serie o película derivadas de un producto de éxito que permiten que un personaje secundario tome protagonismo, algo que ocurre habitualmente en los cómics y la televisión.

El 25 de mayo, fecha que algunos supuestos amantes de la cultura pop -aquella que apoyan las majors y enriquece sus arcas- definen como el Día del Orgullo Friki, fue el estreno de la primera entrega de la saga 'Star Wars' en 1977. Por ello se ha planificado estratégicamente el lanzamiento de 'Han Solo: una historia de Star Wars'. Esta vez no han querido esperar a la navidad para saciar el ansia de los fans fatales de las tribulaciones de los caballeros Jedi y compañía.

No es el primer spin-off oficial, ya lo fue 'Rogue One: Una historia de Star Wars', cuya acción se situaba entre los episodios III y IV de la serie, antes de los hechos descritos en 'Star Wars: una nueva esperanza', la película que lo empezó todo. Gareth Edwards, responsable de 'Monsters', una curiosa película de criaturas invasoras extreterrestres, afrontó la dirección de una historia protagonizada por Felicity Jones, la madre de 'Un monstruo viene a verme', y el mexicano Diego Luna. Describía la misión vital de un grupo de rebeldes de la resistencia: conseguir los planos de la Estrella de la Muerte.

Las redes han ardido estos días con diversas elucubraciones sobre los próximos spin-offs de la saga de Lucasfilm. Se ha desmentido que la próxima propuesta sea una película enteramente dedicada al carismático Lando Calrissian, pero todas las quinielas apuntan a Obi-Wan Kenobi, interpretado por Ewan McGregor. A la espera se encuentran personajes que merecen su propia aventura derivada, como Boba Fett -con un proyecto cancelado con visos de resucitar-, Yoda o el mismísimo Darth Vader. No obstante, ya existió un entrañable spin-off que parecen querer ocultar, quizás con cierta razón, 'La aventura de los Ewoks', rodada por John Korty en 1984. Los pequeños peludos de 'Star Wars: El retorno del Jedi' eran los reyes de una función para toda la familia que transcurría en el planeta Endor. Los Ewoks acudían al rescate de los Towani, con una secuela: 'La batalla del planeta de los Ewoks'.

'Star Wars: El último Jedi' (2017)' y dos spin off de la saga: 'La aventura de los Ewoks' (1984) y 'Rogue One: Una historia de Star Wars' (2016).

Hace apenas una semana se estrenó la segunda entrega de Deadpool, un personaje que apareció tímidamente, con otro carácter pero el mismo actor, Ryan Reynolds (también Linterna Verde), en 'X-Men Orígenes: Lobezno', la peor película protagonizada por el superhéroe de las garras afiladas interpretado por Hugh Jackman. En una de las escenas prost-créditos de 'Deadpool 2' hay cachondeo sobre el tema. Antes ya sufrimos el spin-off de 'Elektra', con Jennifer Garner, que ya partía de la fallida versión de 'Daredevil' protagonizada por Ben Affleck, ahora Batman, dejándola en buena posición. El género superheroico es rico en este tipo de maniobras, hasta el punto de ocurrir al revés. En 'Avengers: Infinity War', tan entretenida como involuntariamente risible, confluyen un montón de justicieros a los que hemos visto antes pulular por separado, como en la desafortunada 'Liga de la Justicia', tan absurda en su conjunto que pasará a la historia del cine de entretenimiento por su espíritu de serie B desvergonzado (y millonario).

No vamos a entrar en detalles sobre la efervescencia del cruce de ideas y personajes en el cine y la televisión, da para mucho juego, demasiado jugo, pero sí cabe destacar algunos spin-offs de recibo en pantalla grande, como la singular 'Creed. La leyenda de Rocky', dirigida por Ryan Coogler, donde Stallone volvía a encarar uno de sus papeles más célebres, el boxeador Rocky Balboa, aunque el verdadero protagonista era el hijo de Apollo Creed.

'Batman: La LEGO película' es otro ejemplo cercano, con varias lecturas, mientras «Animales fantásticos y donde encontrarlos» podemos entenderla como una ampliación del universo de Harry Potter. Explorando temporadas pasadas, ahí estaba The Rock dándose a conocer en 'El Rey Escorpión', partiendo del éxito de 'La momia', con Brendan Fraser como sosias de Indiana Jones. Robert Rodriguez, compañero de fatigas de Quentin Tarantino, generó un par de filmes protagonizados por 'Machete' -con el inefable Danny Trejo-, un tipo sin escrúpulos y muy malas pulgas surgido de un tráiler de 'Grindhouse', léase 'Death Proof' + 'Planet Terror'. Ruido y furia.

La crítica

Otro ejemplo claro es el de 'Jay y Bob el silencioso contraatacan', el descerebrado dúo de personajes secundarios de «Clerks» ideados -y uno interpretado- por Kevin Smith, liándola en solitario. En el ámbito de la animación, los populares Minions no necesitaron a Gru en una desopilante hazaña. Entre los futuros estrenos, 'Bumblebee', escisión de 'Transformers', y se habla de la saga 'Fast and Furious' como posible generadora de títulos en paralelo protagonizados por los roles de Dwayne Johnson o Jason Statham. Hay rumores del posible estreno de un spin-off basado en Jesús Quintana, el personaje de 'El gran Lebowski', protagonizado y dirigido por el propio John Turturro. Dicen que ya está rodado, pero los Coen no tienen nada que ver en el asunto y se lavan las manos.