Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

'La usurpadora'

Vida y libertad, soledad y rechazo, egoísmo y entrega, frescura y serenidad en la coreografía emocional concebida por John M. Stahl

Irene Dunne en 'La usurpadora' (1932)./
Irene Dunne en 'La usurpadora' (1932).
Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONA

Entre el desgarro y lo contenido, entre el rastro del cine silente y el gesto melodramático. Elegante y sensible, la historia de esta joven que rechaza continuamente el matrimonio hasta que mantiene un idilio apasionado y convulso, es un ejercicio excelente de melodrama edificado sobre unos cimientos sutiles, que no desprecian una base teatral pero que desprenden una atmósfera delicada y firme, sustentada en la emoción, nunca en ese halo desaforado y casi siempre falso.