Acabaremos con la violencia

Tomás y todos los varones educados en nuestra sociedad patriarcal y machista no aceptan que una decisión la pueda tomar «su» pareja

Acabaremos con la violencia
Cotera
ANA BOLADO

Hace unos días, el 30 de diciembre, caminábamos por las calles de Santander vestidas de negro, en silencio, al ritmo de un solo tambor, con máscaras blancas. Queríamos que se supiese que las que no están, las que no podían celebrar el fin del año estaban en nuestros corazones y en nuestra acción feminista. Acabamos satisfechas del homenaje, aliviadas tal vez. Pues ayer, 3 de enero de 2019, ha sido asesinada en Laredo una mujer de 26 años. Esta madrugada, en la casa que Rebeca compartía con sus amigas.

Ya han explicado que no había denuncias previas y que tuvieron una discusión «como muchas parejas». Pero tantos años de lucha feminista contra la violencia de género nos ha hecho comprender el quid de la cuestión: que Tomás no aceptaba el fin de su relación afectivo-sentimental que ella le planteaba.

Pero Tomás y todos los varones educados en nuestra sociedad patriarcal y machista no aceptan que esa decisión la pueda tomar «su» pareja; ellos son quienes deciden sobre asuntos tan importantes y sobre otros menores. Porque ya se sabe que los varones han sido educados tradicionalmente como los sustentadores de la familia, de la patria potestad sobre hijos e hijas, como los directivos de lo público y lo privado; y las mujeres para los cuidados, la crianza de hijos e hijas, de menores y mayores dependientes... y tal vez para algún pequeño trabajo relacionado con estos ámbitos.

Sin embargo, el siglo XX ha mostrado a la sociedad que las mujeres no somos un colectivo especial o minoritario, sino la mitad del mundo, la mitad de nuestro país, y como tal reivindicamos nuestros derechos humanos en igualdad con los hombres. La misma educación, las mismas oportunidades, los mismos derechos.

Aún no lo hemos conseguido, pero lo haremos: más pronto que tarde las jóvenes ocuparán los mismo puestos que sus compañeros en todos los ámbitos, cobrarán lo mismo por un trabajo de igual valor, darán por finalizada un relación de pareja cuando lo decidan y la sociedad protegerá sus vidas, porque es muy fácil: controlen a los maltratadores y a nosotras déjennos en paz.

Hoy lo hemos vuelto a decir en Laredo: CONTRA EL TERROR MACHISTA, LUCHA FEMINISTA.

Ver más