Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Las agendas nuevas

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

Lo bueno de empezar el año es que uno se asoma a la misma realidad como si tuviera la opción de redimir sus errores. Una muestra de ellos son las agendas nuevas. Plastificadas, y envueltas en ese olor que promete tanto, escribimos por primera vez en ellas con una fe ciega en nuestras posibilidades, como si un pragmatismo impusiera la lógica necesaria al tiempo y tu capacidad para lograr todo lo que te planteas. Lo peor es que te lo crees. Y escribes tu futuro con una letra que suele ser más limpia, como lenta, repleta de buena voluntad, porque hay cierta sensación de ventaja en el hecho de empezar de nuevo. Por eso, en enero, uno se siente político en año electoral, porque todo es posible con tantas páginas en blanco, incluso atarte a tus propósitos. O cumplirlos. Con semejante responsabilidad, ¿qué se escribe en primer lugar, lo importante o lo urgente? Es decir, la fecha límite para entregar el borrador que no has acabado o la cita con el dentista; la revisión de la ITV o la cena pospuesta con tus amigas porque nunca tenéis tiempo. Hay que tener cuidado con lo que se apunta, porque entre lo que deseas hacer y lo que te mandan, al final sólo te queda la opción de tragarte tus propias intenciones.

 

Fotos